Desde la estación Caño Amarillo, el ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol, indicó que el plan se extenderá al sistema de Los Teques, BusCaracas y el Cabletren Bolivariano. Recordó que en el subterráneo está prohibida la venta informal.

Caracas. Para bajar los índices delictivos, este martes se llevó a cabo un despliegue de 1.100 funcionarios entre policías y militares en el sistema del Metro de Caracas, el cual estuvo bajo la supervisión del ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Desde la estación Caño Amarillo, el ministro informó que las labores de seguridad estarán a cargo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuyos funcionarios custodiarán 28 estaciones, y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que hará la propio con las 20 restantes, para cubrir las 48 que componen el sistema en dos turnos: diurno y nocturno.

Asimismo, los funcionarios serán dotados, en los próximos días, con paletas detectoras de metal para mayor supervisión dentro del sistema.

Detalló que en coordinación con las autoridades del Metro y el ministro de Transporte y Obras Públicas, Ricardo Molina, colocarán estaciones policiales de la PNB y una oficina del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) para atender los delitos que se cometan dentro del subterráneo.

Despliegue-metro-de-caracas-JP_3546-9-600x300
El nuevo plan de seguridad contará con la vigilancia de la PNB y GNB

“Vamos a establecer un sistema de seguridad integral en las cinco líneas del Metro de Caracas, en los cuatro patios de trenes y en el área externa con el punto y círculo en todas las estaciones, a las que se suman las policías municipales del eje Metropolitano de Miranda [Sucre, Baruta, Chacao, El Hatillo]”, dijo.

Añadió que este despliegue se extenderá al Metro de Los Teques, el sistema del BusCaracas y el Cabletren Bolivariano. Luego, en una segunda fase, llegará al sistema ferroviario.

Igualmente, recordó que dentro de las estaciones y trenes está prohibida la venta informal, “habrá estricta vigilancia en el sistema de transporte para evitar este tipo de prácticas”, subrayó.

El 8 de febrero de 2016, el gobierno de Distrito Capital implementó un plan piloto en toda la línea 1 del sistema, que contó con la participación de funcionarios de la PNB, Guardias Patrimoniales y brigadistas.

Sin embargo, las denuncias de hurtos y robos masivos a los usuarios del servicio se incrementaron. Estos expresaron que los episodios delictivos ocurren a cualquier hora del día, incluso en las horas pico, y no hay funcionarios que actúen en consecuencia.

Lee también
Tras 13 años, Metro de Caracas reactiva Equipo Móvil de Apoyo para frenar la buhonería

En Semana Santa del año pasado, 10 delincuentes intentaron un robo masivo en pleno tren con vía a Plaza Venezuela, en la estación El Valle, y solo cuatro fueron capturados por funcionarios de la PNB. En un video que se hizo viral se observa cómo los antisociales le piden las pertenencias a las personas.

En mayo de ese mismo año, los usuarios reportaron otro robo entre las estaciones de Colegio de Ingenieros y Plaza Venezuela, donde antisociales con armas largas robaron dentro de los vagones. En el suceso, tres personas de la tercera edad se desmayaron.

Cada vez que se presentan este tipo de hechos, los usuarios corren en estampida a lo largo de los vagones para no ser víctimas de los asaltos, por lo que muchos resultan heridos, de acuerdo con los reportes de ciudadanos a través de las redes sociales.

Según operadores del sistema, evitar los delitos se escapa de sus manos, pues no tienen la potestad para detener a los delincuentes.

Fotos: Cortesía Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz



Participa en la conversación