La restricción en la entrega de dólares, la hiperinflación, la fuga de talento y las regulaciones golpean a la actividad industrial.

Caracas. “Estamos cayendo por el barranco de forma precipitada”, es la frase del presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, para resumir la situación de la industria manufacturera que hoy día opera a un tercio de su capacidad.

La organización calcula que para el próximo año, 1018 empresas cerrarán si no hay correcciones en la política económica. La restricción en la entrega de dólares, los altos precios, la fuga de talento y las regulaciones continúan afectando a uno de los sectores más generadores de empleo.

La entrega de dólares oficiales sigue limitada. Hace tres meses, el Gobierno suspendió las subastas a través del sistema de tipo de cambio complementario (Dicom) bajo el argumento de que las asignaciones de divisas se harían mediante una canasta de monedas pero hasta los momentos no hay precisiones de las autoridades al respecto. De manera que aquellos que intentan operar, terminan recurriendo al mercado paralelo.

Olaquiaga indicó que el Dicom —que aprobó unos 300 millones de dólares a los privados entre mayo y agosto— fue insuficiente y mal dado, debido a que lo recibieron todos aquellos que hacían solicitudes, no fue enfocado a la producción.

Mientras a los privados se les restringe el acceso a los billetes verdes, el Gobierno continúa importando alimentos y otros productos para distribuirlos por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). El presidente de Conindustria indicó que en la medida que se traen productos terminados por encima de la producción nacional se manda un mensaje: no interesa la producción nacional y los puestos de trabajo.

Por la falta de dólares, las empresas no han podido adquirir materia prima suficiente y, por tanto, reducen la producción y en un contexto de baja oferta de bienes, el Banco Central de Venezuela (BCV) imprime más bolívares para atender el déficit del sector público, lo que presiona los precios. Y hoy día el país está en hiperinflación.

Lee también
Inflación acumulada en 11 meses fue 1369%

Olalquiaga destacó que la hiperinflación acelera la caída la demanda y descapitaliza a las empresas. Las firmas económicas proyectan que la inflación este año estará en 2000 %.

Otra de las dificultades del sector es la fuga de talento, y el presidente de Conindustria añadió que “es difícil manejar empresas en las que se está yendo el personal” y comentó que las contrataciones son más complicadas.

Radiografía

  • De 12.700, hoy día operan 3800 industrias
  • Entre los sectores críticos está Plástico, cuyas plantas están paradas desde junio, lo que afecta la fabricación de envases. No hay suficientes resinas.
  • El sector metalmecánico está afectado por la baja disponibilidad de acero.

Foto referencial: Francisco Bruzco



Participa en la conversación