En una misiva difundida este martes, las agrupaciones consideraron que el respaldo dado por Tarek William Saab a los fallos de la Sala Constitucional es “inaceptable” con su cargo y prueba que “sin pudor” está alineado con el Gobierno.

Caracas. Fuera, en la calle. Allí quieren ver a Tarek William Saab 110 organizaciones de la sociedad civil, las cuales este martes le exigieron que renuncie a su cargo de Defensor del Pueblo, pues al respaldar los fallos con los que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó a los diputados de su inmunidad y de las competencias que aún tenían, probó que defiende “sin pudor” al Gobierno y a sus intereses; y no a los Derechos Humanos de los ciudadanos.

Entre las organizaciones no gubernamentales que pidieron la destitución de Saab se encuentran Espacio Público, Provea, Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, el Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la Universidad Central de Venezuela, Cepaz, Cedice Libertad y Un Mundo sin Mordaza.

La demanda la formularon en una carta, en la cual calificaron de “graves e inaceptables” las palabras que el funcionario pronunció el pasado 29 de marzo y en las cuales manifestó “su firme apoyo” a la sentencia número 155 de la Sala Constitucional, la cual le arrebató la inmunidad a los legisladores opositores que respaldaron la activación de la Carta Democrática, por considerar que “evalúa apropiadamente elementos que ponen en riesgo la soberanía e independencia del país”.

Lee también
Diosdado Cabello: “La AN es ilegal y no puede destituir a los magistrados”

“Quienes suscribimos la presente comunicación le solicitamos formalmente que presente su renuncia al cargo como Defensor del Pueblo, permitiendo que una persona independiente y respetuosa de la Constitución, el Estado de Derecho y los principios democráticos, asuma el cargo; una persona que, en lugar de defender sin pudor al Gobierno, se coloque al lado de las víctimas de las graves violaciones a Derechos Humanos que ocurren diariamente, cuyas manifestaciones más evidentes son el aumento de la pobreza, el hambre, la falta de acceso a medicinas y a la atención en salud en general, así como la pérdida de vidas producto de la violencia, incluyendo las causadas por las operaciones de Liberación del Pueblo (OLP) y la impunidad”, sostuvieron los firmantes.

Tras acusar a Saab de pretender engañar al país al querer hacer ver que los otros dos integrantes del Consejo Moral estaban de acuerdo con su posición, al presentarlo como un comunicado del organismo, las agrupaciones recordaron que el viernes 31 la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, denunció que las sentencias de la Sala Constitucional suponían una “ruptura del orden constitucional”.

Asimismo, afirmaron que con su posición el funcionario dio la razón a sus colegas, agrupados en la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (Ganhri, por sus siglas en inglés), los cuales a mediados del año pasado decidieron degradar a la Defensoría del Pueblo, por considerar que no era capaz de hablar “alto y claro” para denunciar violaciones a los DDHH porque no era independiente del Gobierno.

La decisión anterior supuso que el organismo encargado de velar por los Derechos Humanos de los venezolanos perdió su voz en todas las instancias de Naciones Unidas y sus informes ya no serán tomados como información fiable.

Por último, las organizaciones lamentaron que Saab avale un golpe contra el Parlamento, institución donde él inició su carrera política a finales del siglo pasado.

Foto: EFE



Participa en la conversación