La Encovi muestra que la cobertura de las misiones se redujo y el único plan que queda es la distribución de bolsas de los Clap.

Caracas. La dependencia por las bolsas y cajas que distribuyen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) aumenta.

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) de 2017 revela que 13,6 millones de personas manifestaron ser beneficiarios de las misiones, de esa cantidad, 12,6 millones señalaron que son favorecidos por los programas de alimentación, es decir, los Clap.

El pasado año, Barrio Adentro apenas atendió a 200.000 personas. Y solo 50.000 consultados expresaron que fueron beneficiados por la Misión Vivienda. Por tal motivo, el estudio evidencia la cobertura de los programas sociales se reduce y destaca que “en la práctica, solo hay una sola misión: Los Clap”.

A mediados de 2016, el Gobierno creó los Clap para la distribución de bolsas de comida, sistema que ha generado más dependencia de los entes oficiales, estiman analistas. Pero el despacho de los paquetes de comida ha sido irregular.

La encuesta —que se efectuó entre julio y septiembre de 2017— muestra que la frecuencia en la venta de las bolsas varía por zona.

Lee también
Según la Encovi-2017 hay 2,8 millones de estudiantes que asisten a clases de forma irregular

En Caracas, 62 % de los hogares la reciben mensualmente y 24 % cada dos meses, pero en el interior no es igual. En ciudades pequeñas y caseríos apenas 18 % tiene la bolsa todos los meses, 69 % no la recibe periódicamente.

Por su periodicidad y contenido las bosas o cajas Clap no son en modo alguno un complemento alimenticio de importancia nutricional para la mayoría de las familias. Es una ‘oferta de precio’, que se aprovecha, indica el informe elaborado en conjunto por la Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar.

El sondeo menciona que el carnet de la Patria que es necesario para tener acceso a lo que el Gobierno vaya a repartir y en un 75 % de los hogares del país, al menos uno de sus miembros tiene el carnet.

Para el momento de la encuesta, aquellos que no tenían carnet recibían la bolsa Clap, pero en los últimos meses las presiones para gestionar el documento han aumentado. Los consejos comunales en diversas zonas han señalado que sin carnet no se venderá el paquete de comida.

Foto referencial



Participa en la conversación