Este tipo de delito, que también puede ocurrir en hombres, puede ser penado hasta por 15 años, de acuerdo con la directora de Avesa, Magdymar León. Por ello, la denuncia es esencial en este tipo de acciones, así como colaborar en lo posible con las investigaciones.

Caracas. Manoseos, toqueteos o incluso masturbación delante de la víctima. Cada una de ellas es considerada como una forma de violencia sexual, aunque no implique la penetración, como las violaciones.

Este tipo de delito puede ocurrir en la cotidianidad. Aunque es frecuente que el blanco sean las mujeres, los hombres también pueden ser víctimas de abuso. 

De acuerdo con Magdymar León, directora de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), en los últimos años las violaciones se presentan ahora como delito combinado.

La violencia puede ser un delito único, aquella que solo corresponde a la agresión, pero también puede ocurrir después de un secuestro, un asalto a la vivienda junto con una violación. Y aunque la violación más reconocida en la sociedad es la sexual, hay violaciones que no llegan a las penetración, sostuvo.

Aunque la especialista agregó que el Estado debe tomar políticas públicas para evitar este delito, recomendó evitar transitar por calles solitarias y oscuras, pues este panorama se presta para cometer cualquier tipo de delitos, no solo el sexual. Cualquier mujer que salga de noche y camine sola por las calles pueden temer un atraco, pero también hay probabilidades de que este termine en algún manoseo o violación por parte del agresor, detalló la especialista.

Según León, la Ley Orgánica sobre el derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia estipula varios tipos de acoso y hostigamiento con una penalidad de 1 a 3 años de prisión, mientras que la violación sexual puede tener una sanción de hasta 15 años.

Por ello, la especialista recomendó denunciar este delito y dejar que los entes encargados realicen sus investigaciones, ya que hay víctimas que se sienten culpables por lo ocurrido. Al momento de realizar la denuncia, tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Lo fundamental es entender que la violación es un delito.
  2. Tomar en cuenta que la víctima no es culpable de la violación, pues la sociedad suele culpabilizar a la víctimas. “Escuchas a la gente decir ¿quién te manda a usar ese vestido?, ¿por qué caminabas a esa hora de la noche?”.
  3. Entender que la violencia está tipificada en la ley, por lo que se puede denunciar.
  4. Para denunciar solo es necesario ir a decirlo, no es necesario, contrario a lo que se cree, tener las pruebas del hecho, pues ese es el trabajo de los investigadores.
  5. Si tiene elementos que favorezcan el proceso de investigación, los puede presentar.
  6. Las muestras de ropa o lesiones físicas pueden servir como prueba para constatar la agresión.
  7. Evitar pensar que porque nadie vio nada, no se puede denunciar.
  8. En el proceso de investigación se determinará con pruebas, físicas o psicológicas, si existió la violación.
  9. Si sospecha que pudo haber un testigo, esa persona puede dar su testimonio. También los familiares o conocidos, si la víctima quedó en ver a alguien en una hora y no pudo llegar, esa persona puede dar testimonio de que la víctima no llegó al lugar.
  10. Hacer lo que el Ministerio Público le indique, es decir, si le mandan a hacer una evaluación médica, evaluación psicológica, una descripción de la persona agresora.
  11. Contribuir en lo posible con las investigaciones.
  12. No dejarse llevar por la vergüenza, eso lo saben los agresores y se aprovechan de ello.
  13. El apoyo psicológico es fundamental, en un primer momento de la violación, por parte del grupo familiar.

Foto referencial: Mariana Mendoza



Participa en la conversación