1500 vecinos de Caripito exigen a la Fiscalía esclarecer asesinato del cantautor Hugo Centeno

El hecho ocurrió el 9 de septiembre luego de un altercado con un funcionario de la alcaldía de Bolívar, Monagas. Un sobreviviente y otros testigos responsabilizan al alcalde Nelson López y a varios colaboradores. La diputada María G. Hernández (PJ) advierte que hay peligro de fuga. Hasta el momento, el Ministerio Público no ha dictado ninguna orden de captura.

Caracas. La comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional recibió este miércoles una solicitud de investigación sobre el asesinato del joven cantautor Hugo Centeno (25), ocurrida el pasado 9 de septiembre en la población de Caripito, Monagas. Un sobreviviente y varios testigos del suceso responsabilizaron al alcalde de la localidad, Nelson López y a varios de sus colaboradores.

La petición de investigación está acompañada de 1500 firmas de habitantes de la localidad, quienes, junto a la familia, piden que la investigación sea transferida a Caracas. Sostienen que, debido a la trama de relaciones personales y políticas, ni en Caripito ni en Maturín obtendrán justicia.

De acuerdo con la denuncia presentada hoy por el bloque parlamentario de Monagas ante la Comisión de Política Interior, Oswil Centeno (30), hermano de la víctima, sobrevivió al incidente. Tanto Oswil como varios testigos señalaron directamente a Nelson López así como al jefe de seguridad ciudadana y de la Lopna, al regidor del mercado y al jefe de servicios generales de la alcaldía.

La comisión de Política Interior acordó oficiar a la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio Público y a la Defensoría del Pueblo para que el caso se radique en Caracas y se abra una investigación transparente.

Fiscalía no actúa

La diputada María Gabriela Hernández (PJ-Monagas) explicó que la principal preocupación de la familia Centeno y de sus vecinos es la negligencia del Cicpc y del Ministerio Público.

“El Cicpc de Caripito le impidió a la hermana de los Centeno hacer la denuncia. Entonces ella se trasladó hasta Maturín y ahí sí le recibieron la denuncia en el Cicpc. La fiscalía que les asignaron es la 25, pero fue apenas ayer cuando el fiscal le tomó la declaración a Oswil Centeno”, dijo Hernández,

Lee también
Primer Museo de Derechos Humanos en Venezuela registra torturas y tratos crueles de los últimos 20 años

En su opinión, la oficina del Ministerio Público en Maturín se activó luego de que los diputados de Monagas se enteraron del suceso y comenzaron a brindar acompañamiento y a subirle el volumen a la denuncia.

Sin embargo, para este momento no hay detenidos. Ni el alcalde Nelson López ni ninguno de los otros funcionarios implicados han sido llamados a declarar. No han sido desincorporados de sus cargos. Hay peligro de fuga inminente porque estas personas fueron identificadas por varios testigos como partícipes del crimen”, advirtió.

Hernández acotó que el padre de las víctimas, Oswaldo Centeno, fue cartero de la Asamblea Nacional durante 12 años.

“Su ideología se identifica con el Gobierno. Hugo era un cantautor que escribía canciones sobre la revolución. Nosotros hemos hecho énfasis en que la AN recibe y atiende todos los casos sin distinción política o partidista. Acompañaremos a la familia en su exigencia de justicia”, dijo la parlamentaria.

El suceso

Comisión de Política Interior acordó oficiar al MP y la Defensoría para que radiquen el caso Centeno en Caracas. Foto Maru Morales P.

Hernández consignó las firmas de los habitantes de Caripito ante la comisión así como las declaraciones de Oswil y de otro de los testigos que presenciaron el suceso a corta distancia. Ambas declaraciones fueron tomadas por el bloque parlamentario de Monagas el 22 de septiembre.

En las mismas se indica que el suceso ocurrió alrededor de las 2:40 de la madrugada del 9 de septiembre, en la calle La Pantalla, sector La Sabana, de Caripito.

Hugo Centeno habría salido de su casa, en su moto, a comprar cigarros en una tienda cercana. En el sitio se encontraba el regidor del mercado Jesús Amarista (alias ‘el tato’), quien le pidió la cola a Centeno. Como este se negó, Amarista lo golpeó en repetidas ocasiones hasta tumbarle una dentadura postiza. Centeno volvió a su casa, contó lo sucedido a su hermano Oswil, quien le propuso regresar al lugar a buscar el implante dental.

Lee también
Denuncian que colombianos presos no tienen pocetas y hacen sus necesidades en tobos

Al llegar, Amarista se encontraba acompañado de varias personas (un sujeto conocido como ‘el amarillo’, un funcionario policial de nombre Frank Arteaga, el chofer del alcalde, Marvin Mujica, Patricia Wilson, madre de Mujica, y otro conocido como ‘Perucho’). Luego llegó también al sitio el alcalde Nelson López. Entre varios bajaron de la moto a los hermanos Centeno y comenzaron a golpearlos, darles peinillazos y machetazos.

“Me puso las esposas el policía Frank. El alcalde gritaba: ‘¡Maten a esos ladrones!’. Un policía nacional de apellido Chacón llego al lugar y pidió que nos dejaran quietos, pero no le hicieron caso. Nos montaron en un carro y ahí perdí el conocimiento”, dijo Oswil en su testimonio.

José Alvino, quien presenció el hecho a distancia, agregó: “El ‘tato’ y ‘el amarillo’ los golpeaban. Llegó el jeep del alcalde, que se bajó del carro y les gritó: “¡Mueran!”. Les pisaban la cabeza. Esposaron a Oswil, quien trató de escapar, pero le dieron un golpe en la cabeza y cayó a los pies del alcalde. Los subieron al carro. En ese momento ambos estaban vivos”.

La diputada Hernández acotó que varios vecinos del sector querían intervenir, pero los funcionarios públicos portaban armas de fuego y disparaban al aire para evitar que se acercaran.

“Nelson López es alcalde desde diciembre de 2017. Él y esas otras personas implicadas son un grupo de amigos de la infancia, conocidos en la zona como personas agresivas”, dijo Hernández.

Fotos y vídeo: Maru Morales P., Crónica.Uno


Participa en la conversación