El año pasado fueron asesinados 1150 niños y adolescentes, de acuerdo con el informe anual de la organización Cecodap. Esta cifra equivale a 96 asesinatos por mes.

Caracas. La Operación de Liberación del Pueblo (OLP) que ahora pasó a llamarse Operación de Liberación Humanista al Pueblo (OLHP) dejó en su historial a 21 menores de edad asesinados, durante el 2016.

El informe Somos Noticia de Cecodap, organización que vela por los derechos de los niños y adolescentes, reveló que el año pasado se registraron 31 casos de niños y adolescentes víctimas en estos operativos, de los cuales 21 perdieron la vida.

En 2015, año en que el ministro de Interior, Justicia y Paz de ese entonces, Gustavo González López, estrenó estos operativos —en julio— 15 fueron los fallecidos.

“Estos operativos no garantizan la seguridad ciudadana y más bien traen consigo excesos en las comunidades, con los niños y adolescentes”, sostuvo Fernando Pereira, director de Cecodap.

En general, el año pasado fallecieron 254 niños y adolescentes a manos de los cuerpos de seguridad en todo el país, lo que representó un aumento de 43,5 % en comparación con 2015, que registró 177 muertos.

“Los casos de niños y adolescentes víctimas de agresiones por parte de los funcionarios se mantiene en alza, pasaron de 273 en 2015 a 408 en 2016, denota un alza de 49,45 %”, explicó la investigadora Carla Villamediana, durante la presentación del informe.

De los 408 casos de violencia institucional (a manos de cuerpos de seguridad) la mayoría, es decir, 173, corresponde a enfrentamientos policiales; 61 fueron víctimas directas o testigos de ajusticiamientos; 31 víctimas de efectivos en medio de disturbios estudiantiles y 30 sufrieron los embates del uso excesivo de la fuerza.

Lee también
Arepa Para Llevar cumplió su primera jornada con más de 700 entregas

90 % de las víctimas son adolescentes y de estos, 94 % son varones.

Menores víctimas de venganzas

Fernando Pereira explicó que durante 2016 les alarmó que los niños y adolescentes se estaban convirtiendo en víctimas de venganzas que iban dirigidas a alguno de sus familiares.

En la investigación, destacaron que 93 fueron asesinados por venganza y 89 por robos. En total, el año pasado 1150 menores de edad resultaron víctimas de homicidio, 96 asesinatos se registraron mensualmente.

En comparación con 2015, los casos aumentaron 12,09 % pues se documentaron 1026.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación