El dirigente comunitario Wilfredo Dávila aseguró que los vecinos no le temen a las amenazas e intimidaciones de los colectivos oficialistas que hacen vida en la zona.

Caracas. En el año 1957 se fundó al oeste de Caracas el complejo urbanístico “2 de diciembre”, actualmente 23 de Enero. La urbanización vio crecer a Wilfredo Dávila, activista comunitario del partido Voluntad Popular (VP), quien reside en el sector desde los nueve años de edad.

Dávila relató los trabajos y aportes que realiza constantemente en pro de la comunidad, así como también denunció la mala gestión comunal que llevan tanto los miembros de los consejos comunales, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), la Alcaldía del municipio Libertador y el Gobierno.

Para el activista, el tema de la “famosa” bolsa de comida se ha convertido en una diatriba para todos los habitantes de la populosa urbanización caraqueña. Indicó que los Clap no están llegando a todas las personas y destacó la falta de control y organización del reparto del beneficio alimentario.

“Los Clap son el tema del que más hemos hablado con la comunidad. Existen muchos problemas con las bolsas de comida. No le están llegando a todas las personas. No se está organizando como debe de hacerse, es un error de los representantes de los Clap y naturalmente del Gobierno”, expresó.

El dirigente informó que estarán haciendo un donativo a la Unidad de Protección Integral especializada “Paquita Giuliani”. El centro asistencial actualmente alberga a más de 90 niños, niñas y adolescentes con discapacidad y en situación de abandono.

“En los próximo días estaremos llevando a cabo ese importante donativo, para todos esos pequeños que hacen vida en la unidad especializada de la parroquia. Es una alegría que todos ellos merecen”, agregó.”

Lee también
Destinarán parte del presupuesto 2017 a los Clap

El 23 de Enero se alzó

Según el activista, los vecinos del 23 de Enero han dejado de temerle a las amenazas e intimidaciones de las que son víctimas por parte de los colectivos que hacen vida en la zona.

“En el 23 de Enero se respiran tiempos de cambio. Aquí ya la gente no tiene miedo. En una de las tantas colas que se hacen por aquí, los mismos vecinos pitaron, cacelorearon y mostraron su rechazo a lo que se vive actualmente. Todo esto ocurrió en la cara de un grupo de colectivos que quedaron atónitos con lo que estaba aconteciendo. Es evidente que la gente desea un cambio”, acotó.

Relató que los residentes han participado activamente en los cacerolazos nacionales que ha convocado la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a pesar de los “tiros” que lanzan al aire grupos afectos al Gobierno para intimidar a los opositores del sector.

Dávila también destacó la labor en conjunto con la comunidad para las visitas, presentación y recorridos del diputado electo por el circuito 2 de Caracas (San Juan, Santa Teresa, Altagracia, Catedral) y coordinador del partido Primero Justicia (PJ), Jorge Millan.

“Es bonito ver como toda la gente trabajó y puso de su parte para recibir a Jorge Millan, para hacer recorridos, visitar sectores del 23 de Enero, que la gente lo conociera. Todo esto antes de ser electo como diputado. Cuándo uno iba a pensar que eso se iba a ver aquí en esta zona”, contó.

Mérito a los habitantes

El líder comunitario opinó que el Ejecutivo debería darle más importancia a las personas que hacen vida en la urbanización y que han conseguido logros importantes y no a resaltar figuras políticas extranjeras que a su juicio no tienen nada que ver con el urbanismo.

“Aquí hay figuras, murales, estatuas de Ernesto “Che” Guevara, de Marulanda. Yo pregunto ‘¿Qué tiene que ver una figura del “Che” Guevara o de un General colombiano en el 23 de Enero?’ si nosotros  tenemos gente famosa y que ha conseguido grandes éxitos y han salido de aquí mismo, como el boxeador Leonardo Piñango —Medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980— y los futbolistas Héctor Rivas y Roberto Rosales, sin contar figuras artísticas o plásticas. Son cosas que yo me pregunto y no consigo la respuesta”, expresó.

Lee también
Aveledo: Nunca se puede renunciar a conversar con los adversarios

Apoyo a las movilizaciones

A pesar de que Dávila no quedó satisfecho con la movilización del 1° de septiembre denominada la “Toma de Caracas”, el activista aseveró que es muy importante que todos los venezolanos salgan a marchar el próximo 12 de octubre pues, según su criterio, se debe seguir manifestando pacíficamente.

“Hay que seguir presionando, somos mayoría los que pensamos distinto. Vamos todos a movilizarnos el 12 de octubre, yo estoy seguro de que muchas personas asistirán. Luego iremos todos a firmar en los días anunciado por el Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que se realizara el referendo revocatorio este año, el líder comunitario no fue muy optimista: “Es muy difícil, pero no imposible, no te puedo dar una respuesta concreta ya que no estoy seguro de lo que sucederá. Igualmente, nosotros vamos a firmar y a colocar nuestra huella para el 20 %”.

En el cierre de la entrevista, Dávila recalcó que los habitantes del 23 de Enero son gente “batalladora”, que saben cómo pelear, cómo aguantar los malos tiempos y que son conscientes de que hay que trabajar por un mejor futuro.

Foto: Miguel González


Join the Conversation