Los propietarios denunciaron que desde hace una semana no pueden sacar sus vehículos. Dijeron que la administración no ha hecho las diligencias pertinentes para solventar la situación. Los motores que permiten mover las unidades se dañaron con el agua.

Caracas. Desde hace una semana, 420 vehículos de particulares se encuentran atrapados en los estacionamientos del Centro Comercial Popatria. Los propietarios, residentes de la zona, dijeron que los espacios están inundados y que el agua dañó los motores que permiten activar las palancas para subir y bajar los carros.

Carmelo Torres, afectado, destacó que el centro comercial fue levantado sobre un terreno con alto nivel freático, lo cual obliga a que los sótanos e instalaciones de la edificación funcionen de manera permanente con bombas de achique, de modo que se prevengan subidas peligrosas del nivel de agua.

Lee también
La desidia se apodera de las calles de Propatria

Ocurrió que por problemas de mantenimiento y las dificultades de conseguir oportunamente las piezas de repuesto necesarias, dichas máquinas fallaron y se inundaron las fosas en las cuales se desplazan los elevadores mecánicos que posibilitan el desplazamiento de 420 vehículos que son estacionados en dicha área.

Torres es taxista y su carro, su único sustento, está atrapado. La maquinaría que permite moverlos no funciona y ocurre que desde hace una semana no podemos sacarlo de allí, paralelamente, las aguas negras ya están alcanzando los niveles subsiguientes, lo cual amenaza con contaminar toda el área de los estacionamientos.

Consideró que, debido a la aguda crisis económica y a la inflación que dispara los costos, se dificultará la resolución rápida de tal problemática, “lo cual obligará a establecer cuotas extraordinarias del condominio del área de estacionamientos de puestos fijos ubicados en dicho sector anegado”.

Por tanto, estimó que esta situación se debe tratar como de calamidad pública, para ver si alguna autoridad del Gobierno y la alcaldía del municipio toma cartas en el asunto.

Al momento de hacer pública la denuncia, ninguna representación municipal, ni del centro comercial, se había pronunciado.

Fotos: cortesía vecinos



Participa en la conversación