Denunciar el código IMEI del aparato es esencial luego del robo, ya que de esta manera evita que el equipo pueda ser revendido por los hampones.

Caracas. El robo de celulares es el delito más común en el país, de acuerdo con la organización civil Paz Activa. Este ilícito genera un negocio que provee ganancias a los involucrados, como los “pegadores”, quienes roban los móviles, o a los “aguantadores”, encargados de clasificar los aparatos de acuerdo a la gama.

Según Luis Cedeño, director de la organización, muchos de los aparatos robados terminan en cárceles o son puestos a la venta nuevamente.

Raymond Orta, experto informático, indicó que una de las formas de evitar que el móvil robado sea utilizado nuevamente por los hampones es que se denuncie ante las operadoras el código IMEI del equipo, dado que de esta manera queda inoperativo.

Lee también
Un delincuente puede robar hasta 30 celulares en un día

Entre otras recomendaciones que aportaron Orta y Cedeño, se encuentran las siguientes:

  1. Mantener bloqueado el celular en todo momento.
  2. Si le robaron el aparato, bloquee el número inmediatamente.
  3. Denunciar a la operadora el número IMEI del móvil. De esta manera reduce la ganancia del delincuente.
  4. Mantenga la data del celular bloqueada.
  5. Evite tener las sesiones abiertas en el celular, tanto de las redes sociales como las bancarias.
  6. Si posee el correo abierto en el celular, active la función de doble verificación.
  7. En lo posible, tenga en el aparato una aplicación de caja fuerte que gestione y guarde sus contraseñas.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación