Cada vez más se complica el tránsito vehicular y peatonal en la temporada de lluvias. Las condiciones de los desagües interrumpen el paso del agua: aberturas inadecuadas, falta de rejas o ventanas, acumulamiento de basura. 

Caracas. Cruzar calles y avenidas de Caracas durante el periodo de lluvias es quedar con los tobillos bajo agua. El pasado 13 de junio, luego de aproximadamente tres horas de precipitaciones, por los sumideros no corrió el agua, el paso lo interrumpió la basura y la falta de mantenimiento rutinario.

Toda la ciudad se encuentra en estado crítico en su sistema de drenaje superficial. Al menos 80 % de los sumideros están obstruidos o con fallas estructurales, por lo que no están cumpliendo con su función. Vemos que unos no tienen rejas o están sin ventanas. Otros no tienen la abertura y depresión adecuada, manifiesta la profesora universitaria e ingeniera hidráulica, Yuri Medina.

Estas fallas afectan cada vez más el tránsito vehicular y peatonal. La especialista en acueductos y drenaje explica que una de las principales razones son las intervenciones viales y urbanísticas que no son planificadas, están mal proyectadas y construidas.

El sumidero se encuentra sin rejas ni ventanas en Zona Rental.

En los asfaltados se eliminan los brocales, las pendientes transversales de las secciones, se altera la abertura y la depresión de los sumideros de ventanas. Además de la obstrucción en los sumideros de rejas y ventanas por desechos sólidos y sedimento, agrega.

La deficiencia en el servicio de recolección de basura también impide el funcionamiento de estos desagües. Para Medina, parte de la responsabilidad es del Gobierno, pero menciona que también incide la poca educación ambiental de la ciudadanía.

La Memoria y cuenta del Gobierno de Distrito Capital de 2015 señala que se realizó la limpieza de 202.600 metros de colector. En 2013 el mantenimiento fue a 421 kilómetros de drenajes.

Desagüe ubicado en San Agustín.

En la avenida Francisco de Miranda las intervenciones han dejado en mal estado parte de los sumideros, no se ha hecho la reubicación correcta de los elementos de drenajes. En el elevado de Los Dos Caminos, media estructura quedó con una serie de sumideros de rejas mal ubicados, refiere Medina. Con las precipitaciones del 13 de junio, se formaron lagunas en la autopista Francisco Fajardo a la altura de los distribuidores Altamira y Santa Fe, en las avenidas Victoria y Roosevelt, así como también en Las Mercedes, El Valle, Roca Tarpeya, San Agustín, entre otras zonas. 

En febrero la Alcaldía de Caracas inició el Plan de Mantenimiento Integral de Avenidas de Caracas que contempló limpieza de alcantarillado y drenaje de 18 avenidas principales. Para entonces, la alcaldesa del municipio Libertador, Érika Farías, dijo que los desechos serían recolectados de manera regular por 3000 personas.

Medina agrega que el esfuerzo se concentra en el mantenimiento de los drenajes primarios (quebradas y ríos). Son de mayor importancia porque garantizan que no ocurran inundaciones que pongan en peligro la vida y propiedades de las personas. Pero advierte que no se pueden desplazar los programas de limpieza de sumideros que, además de preventivos ante la llegada de las lluvias, deben ser rutinarios, correctivos y de rehabilitación.

Fotos: Luis Morillo.

Lee también
Se necesitan 17 rollos de manto asfáltico y 8 cuñetes de pintura para recuperar la Catedral de Caracas

Participa en la conversación