Falta de divisas, problemas de acceso a la materia prima y baja demanda impactan a las empresas, según la encuesta de Conindustria.

Caracas. Hay una destrucción de la economía en cámara lenta, aseveró el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, quien agregó que la operatividad de las empresas continúa afectada por las erradas políticas públicas.

La encuesta de coyuntura de Conindustria reveló que en el segundo trimestre de este año, 80 % de las industrias bajó la producción. En el área de alimentos, la caída fue de 65 %, pero en otros sectores —como químicos y farmacéutico— fue más crítico: descendió 80 %. En madera, automotor y productos no metálicos la disminución fue mayor.

El retroceso se debe a varios factores entre los que se encuentra la falta de divisas. Olalquiaga indicó que el sistema de cambio complementario (Dicom) “funcionó mal y no dio abastecimiento suficiente”. A lo que se sumó que las empresas que tramitaron las divisas a través de la banca pública enfrentan retrasos en la liquidación.

Según las cifras oficiales, los privados recibieron por el Dicom 322 millones de dólares y las limitaciones de las instituciones estatales en los desembolsos han obedecido a los problemas con los bancos corresponsales.

Las dificultades con el acceso a los dólares limitaron la adquisición de materia prima e insumos para operar. De hecho, la industria está trabajando a 34,83 % de su capacidad.

Al sector también le afectó la incertidumbre política e institucional y la baja demanda nacional como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo. “Muchos productos no se venden, y por ello, las empresas tienen un poco más de materia prima, pero el descenso seguirá (…) La crisis se ha transformado en crisis existencial”, apuntó el presidente de la organización.

La encuesta señala que 75 % de las empresas disminuyeron su cartera de pedidos. 20 % de las industrias están paradas y 44 % apenas cuentan con un mes de trabajo asegurado.

A la menor actividad se añade que los costos de producción se han disparado. Un 60 % de los privados consultados indicaron que sus costos subieron más de 750 % y 18 % aseguró que se incrementaron entre 1000 y 2000 %.

Lee también
Ante falta de carne y pollo en Maracaibo comen pellejo

Olalquiaga apuntó que un 38 % de las empresas estima que cerrará antes de dos años debido a las condiciones adversas que hay para continuar con las operaciones.

La crítica situación industrial impacta en el empleo. En el segundo trimestre del 2017, 56 % de los empresarios dijo que disminuyeron los puestos de trabajo. “Si no hay empleo, no hay ingresos y no hay consumo”.

En riesgo elaboración de envases

El presidente de Conindustria indicó que actualmente está paralizada la producción de resinas. “Desde hace dos semanas está detenida”.

Esta situación impacta en la fabricación de envases, tuberías, entre otros materiales que requieren las industrias para continuar trabajando.

Foto: Francisco Bruzco



Participa en la conversación