Un poco más de 9 millones de dosis para la inmunización de 14 enfermedades ha dispuesto el Gobierno. Pero se requieren más de 80 millones de dosis para que Venezuela cumpla con los estándares internacionales establecidos por la Organización Panamericana de la Salud.

Maracay. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha movilizado hasta Venezuela expertos regionales en inmunización, como el jefe regional de Inmunizaciones; la asesora regional de Sarampión; la asesora regional de Inmunizaciones; y el consultor de Inmunizaciones de la oficina de OPS en Venezuela. Esta comitiva la encabeza José Moya, representante de la OPS/OMS en Venezuela y tiene como misión garantizar que en el país se cumpla con las dosis de vacunas necesarias que permitan proteger la salud de la población.

Pero el Gobierno no está inmune. De acuerdo con las cifras aportadas por Médicos Unidos de Venezuela (MUV) capítulo Aragua y basándose en las estadísticas de la OPS, apenas 11 % de la población susceptible recibirá las vacunas necesarias para controlar y erradicar al menos 14 enfermedades que fueron incluidas en el Plan Nacional de Vacunación 2018.

La jornada nacional, que se inició el pasado 6 de abril y que se extenderá hasta el 13 de mayo, diseñada por el Ministerio de Salud y una Misión Médica Cubana, incorporó este año apenas 4 vacunas de un total de 9 que históricamente se han suministrado. Para el 2018, solo se suministrarán 317.354 dosis de pentavalentes que abarcan la tosferina, tétanos, difteria, hepatitis B y hemofilus, para un total de 2,9 millones de niños de 0 a 5 años, lo que representa una cobertura de apenas 11 %.

A diferencia de campañas anteriores, la actual no dispone de la trivalente, que abarca enfermedades como Sarampión, Parotiditis (paperas) y rubéola. En esta oportunidad, el Ministerio para la salud solo ha dispuesto la vacuna bivalente para cubrir el sarampión y la rubeola con apenas 4,1 millones de dosis para una población 8,7 millones entre 6 meses a 15 años de edad.

La pediatra Delian Feo, miembro de Médicos Unidos de Venezuela capítulo Aragua, advierte que al dejar por fuera la vacuna contra la parotiditis, como ocurrió en el 2007, se corre el riesgo de que los 200.000 casos que se registraron 11 años atrás, se incrementen irremediablemente. Por aquella omisión, actualmente existe entre 25 %  a 40 % de adolescentes que presentan orquitis (inflamación de testículos) con riesgo de esterilidad.

Más grave aún, es que las dosis para la rubeola y el sarampión no cubren al 53 % de la población susceptible, siendo que entre junio del 2017 a abril del 2018, en Venezuela se han registrado 1000 casos de sarampión y 20 muertes.

Lee también
“En 2017 hubo 200.000 casos de parotiditis y de nuevo estamos en las puertas de un nuevo brote”

La preocupación de los médicos es comprensible y al unísono, Médicos Unidos de Venezuela no vacila en afirmar que el país representa un grave problema de salud pública para la región.

De los casos con sarampión que se han detectado en el continente, 72 % son de Venezuela, lo que es considerado por la propia OPS como una epidemia, aunque el gobierno venezolano insista en llamarlo brote de sarampión.

Todos los casos de sarampión que se han detectado en Colombia y en Ecuador provienen de Venezuela y 80 % de los detectados en Brasil también son venezolanos.

El esquema de vacunación diseñado este año dispone la vacuna doble (toxoide diftérico y el toxoide tetánico) para atender a una población 17 millones de personas entre 7 a 39 años, incluyendo a embarazadas. Pero el Ministerio de Salud apenas ofrece 3,5 millones de dosis. Es decir, 80 % de esta población susceptible queda fuera del plan nacional de vacunación.

Para la inmunización contra la hepatitis B, que abarca a personas entre los 15 a 39 años de edad y en una población de 12,9 millones, solo hay un millón 079 mil 561 dosis para una cobertura de apenas 8 % nacional.

El plan nacional de vacunación 2018 no muestra el número de dosis disponibles para la inmunización contra la poliomielitis, la fiebre amarilla, la tuberculosis, el rotavirus y el neumococo, por lo que se desconoce cuál será el porcentaje de población que será cubierta con estas vacunas. Sin embargo, las estadísticas suministradas por MUV señalan que se requieren 2,9 millones de dosis de antipolio, 739.920 dosis de antiamarílica; 629.526 dosis de BCG; 1,2 millones de dosis antirotavirus y 5,9 millones de vacunas de neumocócica.

En Venezuela hay una epidemia de sarampión y difteria

Ambas enfermedades no han sido contenidas hasta ahora, pese al plan de emergencia iniciado en noviembre del 2017.

El doctor Alejandro Crespo, médico pediatra y miembro de MUV, no duda en afirmar que en Venezuela hay una epidemia de sarampión y difteria. Y lo hace porque la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la propia OPS han determinado que la presencia de un solo caso de enfermedades que ya han sido erradicadas es considerada como una epidemia.

El Gobierno y el Ministerio de Salud -dice- insisten en llamarlo brote. Pero en realidad, estamos frente a una epidemia que no ha sido contenida y que además estamos exportando

Las cifras lo confirman. De 385 casos de sarampión que se han registrado en América, 279 pertenecen a Venezuela.

Foto: Gregoria Díaz



Participa en la conversación