A 209 años del Grito de Independencia Guaidó llama a tender puentes para lograr la libertad

El presidente de la AN y encargado de la República (según el art. 233 de la Constitución) convocó el 1° de mayo a una nueva movilización de calle. Dijo que ese día no será para la confrontación con los escudos militares, sino una invitación a reconstruir el país. Hasta la fecha se han juramentado 3100 comités de ayuda y libertad: “No son suficientes. Tenemos que seguir organizándonos”, dijo.

Caracas. Cargado de simbología, así fue el acto de la alternativa democrática para conmemorar los 209 años del Grito de Independencia del 19 de abril de 1810. Una iglesia de fondo, la estatua ecuestre del Libertador Simón Bolívar detrás, los diputados de la legítima Asamblea Nacional y la ciudadanía protagonizando un cabildo abierto en plena Semana Santa –como el realizado hace dos siglos en Caracas y que llevó a la instalación de la Junta Suprema de Caracas.

Al frente de la escena, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, a punto cumplir tres meses desde su juramentación como presidente encargado de la República, conforme al artículo 233 de la Constitución.

Hace 209 años se dio un grito de independencia. Hoy el grito es claro, no para rechazar un mando que no existe. El grito es por el cese de la usurpación definitiva”, dijo.

El discurso fue directo y breve. En tan solo 35 minutos Guaidó ofreció un balance de su gira por Zulia y Falcón, hizo un recuento de los “pequeños pasos” dados en el campo internacional y dictó un nuevo lineamiento organizativo a sus seguidores para avanzar en su agenda de tres puntos, planteada desde el 5 de enero pasado.

Lee también
Diputados en el exilio combatirán la xenofobia e impulsarán el TIAR

Destacó que sin la ciudadanía organizada, que incluso quitó obstáculos de las vías que trataban de impedir el paso de la caravana presidencial el pasado fin de semana en su ruta por el occidente, el recorrido no habría podido lograrse.

“Eso es gracias a la organización. Ya hay 3100 comités de ayuda y libertad organizados en toda Venezuela. No son suficientes. Tenemos que seguir organizándonos. Toda Caracas está organizada ya en comités de ayuda y libertad. Todos esos lugares donde se instalaron los comités serán los puntos de salida de la próxima movilización que vamos a hacer”, adelantó.

“¡A Miraflores, a Miraflores!”, replicaron los asistentes al cabildo abierto realizado en la plaza Bolívar de Chacao, pero Guaidó se limitó a decir que esa próxima movilización será la del Primero de Mayo, que será “la marcha más grande para exigir el cese definitivo de la usurpación”, y que “el destino de esa marcha va ser el lugar de exigencia para el cese de la usurpación”.

Acotó que unos días antes, el sábado 27 de abril, se realizará una jornada nacional de juramentación de comités de ayuda y libertad.

El propósito de esta marcha no será exigir a Maduro que abandone el poder, sino invitar a los militares, policías, civiles y trabajadores del sector público a que se unan a la lucha por la libertad de Venezuela.

“Quien usurpa funciones no va a ceder, solo será la presión ciudadana, la fuerza del pueblo en la calle la que nos dará fuerza. La exigencia es a la Fuerza Armada para que acompañe el legítimo petitorio de un pueblo que demanda lo más elemental: vivir. Y en segundo lugar a los funcionarios públicos y funcionarios policiales, ya no tienen que coger línea a ningún ministro que usurpa funciones”, dijo.

Lee también
Falta de gasolina en el Táchira tiene al estado al borde del colapso

Pero además, instó a sus seguidores a bajar la barra para que quienes aún no se han sumado al clamor por el cese de la usurpación, lo hagan: “Para que tenga éxito esta gesta tenemos que construir puentes y para ello estamos en consulta pública de la ley de amnistía para altos funcionarios y la de garantías para los trabajadores públicos, para que no haya dudas de que todos tienen espacio para reconstruir Venezuela”, sostuvo.

Foto cortesía Prensa Presidencial

Aclaró que el propósito de la marcha del Primero de Mayo tampoco será el enfrentamiento con los cuerpos de seguridad: “No queremos un choque contra escudos de militares, sino que nos acompañen”.

Aseguró que el miedo está del lado de Nicolás Maduro y sus colaboradores, no del lado de la alternativa democrática “los que le tienen miedo a la palabra transición son unos pocos, nosotros somos mayoría”.

Pidió perdón por quienes no lograron sobrevivir a la tragedia de la crisis humanitaria compleja y perecieron a la espera de una solución: “Pido disculpas porque para muchos no llegamos a tiempo”. Pero a la vez hizo un llamado a no perder la esperanza y a creer que es posible lograr el cambio en unidad.

Finalmente se refirió a la propuesta del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en el Consejo Permanente de la OEA esta semana. Moreno trajo a la mesa de discusión un debate sobre la aplicabilidad de la denominada Doctrina Roldós, planteada en los años 80 en el seno de la organización y que sostiene que el principio de defensa de los derechos humanos no choca y está por encima del principio de no intervención. Guaidó aseguró que esa propuesta es producto del trabajo llevado a cabo por la oposición para “construir capacidades a nivel internacional”.

Lee también
Asamblea Nacional aprobó acuerdo que ratifica ilegalidad de la emisión del bono 2020

Participa en la conversación