A Luis Carlos Díaz lo amenazaron con llevar un cadáver a su casa para acusarlo de asesinato

Naky Soto y Luis Carlos Díaz transmitían por redes sociales el programa En Serio, en el que analizaban la situación política del país. El formato consistía en responder preguntas de la audiencia. El 17 de febrero de este año, una de las interrogantes de un usuario fue “¿Qué se hace en el caso de un blackout informativo?”. El trozo de la respuesta fue tergiversado por Diosdado Cabello en su programa Con el Mazo Dando.

Caracas. “¿Alguno de ustedes puede manejar bicicleta y al mismo tiempo manipular un código electrónico para hackear un sistema?”, pregunta Naky Soto, esposa del periodista y defensor de derechos humanos, Luis Carlos Díaz. El joven experto en tecnología y redes sociales fue detenido a las 5:30 p. m. en el trayecto entre su trabajo y su casa por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) la tarde del lunes 11 de marzo a la altura de la Embajada de Corea, por la urbanización Valle Arriba en Caracas. Estos mismos efectivos alegaron que lo apresaron en flagrancia y lo golpearon con el casco que llevaba. Así lo denunció su esposa, quien no supo nada de él hasta que una comisión de contrainteligencia apareció en su hogar con Díaz a las 2:15 a. m., a quien llevaban esposado.

Soto denuncia que la detención fue arbitraria, ya que fue apresado sin ningún tipo de orden jurídica.  Por otro lado, en esas nueve horas, los funcionarios le decían a Díaz que a su mujer la tenían recluida en el Hospital Militar. Naky Soto, también es periodista, trabaja con Luis Carlos y es paciente oncológica.

Naky Soto y Luis Carlos Díaz transmitían por redes sociales un programa denominado En Serio en el que analizaban la situación política del país. El formato consistía en responder las preguntas de la audiencia. El 17 de febrero de este año, una de las interrogantes por parte de un usuario fue “¿Qué se hace en el caso de un blackout informativo?”. Ambos respondieron que lo ideal es que los ciudadanos tuviesen las memorias de los teléfonos vacías para grabar y registrar lo que observaran en sus comunidades. Le dijeron que la gente siempre buscará información. Ese trozo de programa fue manipulado por Diosdado Cabello en su programa Con El Mazo Dando. De hecho, Luis Carlos fue amenazado, tildado de “influencer fascistoide” y acusado de sabotear, junto a los americanos, el Sistema Eléctrico Nacional. La acusación fue realizada el 8 de marzo, es decir, 24 horas después de que el país entró en un apagón general, que lleva más de cinco días y que según expertos se debe a un incendio de vegetación que afectó las tres líneas de 765 kilovoltios entre Guri y las subestaciones Malena y San Gerónimo B.

“A Luis Carlos le dijeron que llevarían un cadáver a nuestra casa para acusarlo de asesinato”, dijo Soto. Esas fueron las pocas palabras que le pudo decir su pareja. Entre revisar la orden de allanamiento y hablar con Luis Carlos, prefirió hablar con su esposo. El allanamiento duró 22 minutos. Los funcionarios se llevaron todos los equipos electrónicos que había en la casa: celulares dañados, computadoras viejas y pendrives. También se llevaron un dinero efectivo en dólares que tenía el matrimonio.

A Naky Soto la amenazaron durante el allanamiento. Le dijeron que también podría ser sujeto de aprehensión, pero ella no teme. “Una amenaza en mi contra no puede ser más severa que la condición neurológica que he vivido en los últimos 11 años, además del cáncer que he padecido hasta ahora. Vivir una quimioterapia en Venezuela es una sanción mayor que la propia sentencia del cáncer”, agregó.

Soto reveló que Luis Carlos Díaz podría estar en la sede del Sebin de Plaza Venezuela o El Helicoide, pero hasta horas de la tarde desconocía el lugar de reclusión.

“Si esto ocurre con una persona de tanta exposición pública, que ha construido un tejido de redes importantes en el país, es un mensaje en sí mismo. Es una manera del Estado de decir que cualquier ciudadano es más vulnerable que Luis Carlos Díaz”, detalló.

Prensa censurada y perseguida en 2019

Lee también
El Sebin detiene y desaparece por segunda vez a trabajador de Corpoelec en Puerto Ordaz

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz, anunció que en la madrugada realizó un recorrido por distintas cárceles en Caracas. Primero fueron a El Helicoide, seguidamente al Sebin en Plaza Venezuela y luego a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Boleíta, donde asevera que en las últimas semanas se han llevado a otros periodistas arbitrariamente, que además han sido sometidos a interrogatorios abusivos. En todas les dijeron que no tenían información del periodista.

De acuerdo con Amnistía Internacional, las desapariciones forzadas las cometen agentes del Estado o personas que actúan en su nombre y se niegan a reconocerlo. Estipulan que es cuando ocultan la suerte y el paradero de la víctima, dejándola fuera del alcance de la protección de la ley.

“Luis Carlos es un venezolano y profesional íntegro. El país entero conoce su trabajo porque siempre ha estado a la luz y a la orden de la gente”, dijo Ruiz. Él también fue amenazado y apuntado con armas largas por funcionarios del Sebin cuando llegó en horas de la madrugada a casa de Díaz y Soto. En el lugar observó cuatro patrullas de este cuerpo de seguridad del Estado.

El SNTP ha registrado más de 40 detenciones en 2019 contra trabajadores de la prensa. 13 de esas aprehensiones ocurrieron en el Palacio de Miraflores, por lo que Ruiz apunta que Nicolás Maduro no solo es responsable por omisión, sino por acción.

“Estamos frente al verdugo más verdugo de la historia de este país frente a periodistas. Tememos por su vida e integridad y por la de Naky”, acotó Ruiz. La mañana de este 12 de marzo, los abogados del periodista entregaron un documento ante la Fiscalía que solicita información sobre las condiciones físicas y psicológicas de Luis Carlos Díaz.

Naky Soto reveló que el defensor del Pueblo –designado por la Constituyente–, Tarek William Saab, le envió unos stickers de sí mismo a la periodista mediante Whatsapp. “Buen registro de vanidad”, respondió Soto.

Un patrón que criminaliza al que opina

Lee también
Presidente del Metro de Caracas aseguró que buscarán no depender del Sistema Eléctrico Nacional

Los abogados de la ONG Espacio Público, que promueve y defiende la libertad de expresión, lleva el caso del periodista. Su coordinador, Carlos Correa, sostiene que este caso es producto de una “política criminal”.

Se está criminalizando la opinión, a los defensores de derechos humanos y a periodistas. En fin, a cualquier vocero que exprese una idea crítica”, especificó.

Correa informó que están solicitando medidas cautelares y el apoyo de la comisión de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se encuentra en el país desde esta semana.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, declaró su preocupación y anunció que la misión técnica que se encuentra en Caracas pidió a las autoridades acceso urgente a Díaz.

Para Carlos Correa el patrón es muy claro: “Una información distribuida en redes es señalada por un canal del Estado y luego se produce una detención arbitraria. Hay un patrón en el que se descalifica y criminaliza a cualquier persona en la televisión pública”. Igualmente, señaló que este mismo patrón se ha aplicado a empleados públicos que han denunciado las fallas en los hospitales y en el sistema eléctrico del país.

“Luis Carlos Díaz es una persona que forma usuarios de redes, usuarios eficaces. No es un hacker, ni redacta o altera códigos”, concluyó Naky Soto.


Participa en la conversación