A pesar del dolor, madres del J. M. de Los Ríos seguirán luchando

J. M. de Los Ríos

En mayo, dos niños que esperaban un trasplante de médula ósea han perdido la vida. Prepara Familia, una de las organizaciones que ha acompañado a las mamás en la defensa del derecho a la salud de los niños, ha expresado que seguirá brindando todo el apoyo que sea necesario.

Caracas. Este jueves, 23 de mayo, perdió la vida Robert Redondo, de 7 años, paciente del hospital de niños J. M. de Los Ríos, quien esperaba por un trasplante de médula osea.

Mientras la madre del pequeño, Geraldine Labrador, lloraba la pérdida y circulaba en redes sociales una especie de campaña profondos para colaborar con los gastos funerarios de la familia, Nicolás Maduro aprobaba 56 millones de euros para la producción de 786.000 unidades anuales de uniformes militares y la activación de la línea de producción de la subametralladora “Caribe”, calibre 9.19 mm.

El lunes 6 de mayo falleció Giovanny Figuera, de 6 años, paciente crónico que, al igual que Robert, esperaba por un trasplante de médula también en el J. M. de Los Ríos.

Ambos formaban parte del grupo de 30 niños que el 9 de abril, en las voces de sus mamás, lanzó al Estado venezolano y a toda la sociedad un grito de auxilio desde la sede de Cecodap. Este día las madres advirtieron que sus hijos estaban en riesgo de perder la vida por la falta de trasplante de médula y por las condiciones en las que se encuentra el centro de salud.

Este grito de auxilio de las mamás parece haber sido ignorado por quienes tienen la responsabilidad legal de garantizar la vida de todos los venezolanos (Art. 83 de la Constitución), especialmente de los niños, niñas y adolescentes.

Lee también
"Uno se pregunta a quién le toca el turno de morir en el J. M. de Los Ríos”

En este contexto, la directora de Prepara Familia, Katherine Martínez, ha expresado a Crónica.Uno que las madres del J. M. de Los Ríos seguirán contando con el apoyo de la organización que ella dirige.

Además de expresar su solidaridad por las pérdidas de todos los niños que han muerto en el centro de salud, Martínez resalta la lucha que las mamás de este centro han mantenido desde hace años. «Después del entierro de Robert nos reuniremos para ver qué medidas van a tomar las mamás, porque de eso se trata, de apoyarlas en las iniciativas que ellas deciden llevar a cabo».

Martínez dio a conocer que este jueves 23, un grupo de mamás se reunión con las autoridades del hospital de niños para tratar el tema de las condiciones en las que se encuentra el servicio de Hematología (sin quimioterapias y sin aire acondicionado porque se robaron el compresor, sin quirófano, sin punciones lumbares ni reactivos).

No puede ser que la respuesta de las autoridades del hospital siga siendo la misma, que están tratando de resolver la situación, pero que el tema de las sanciones económicas no permite solucionar. ¿Cómo se le puede seguir diciendo esto a unas madres que están pasando por lo que están pasando?», se pregunta Martínez.

Sostiene que «no es un asunto de sanciones económicas ni de bloqueos, es un asunto de prioridades«.

La lucha que protagonizan las mamás y los niños del J. M. no es nueva. La directora de Prepara Familia recuerda que, ante la imposibilidad de hacer los trasplantes de médula ósea en Venezuela, a partir de 2006 se empezó a desarrollar un convenio para llevar a niños a Italia, donde eran operados. A partir de 2015 comenzó a disminuir el envío de niños en el marco de este convenio. En 2018 y en lo que va de 2019 no hubo ningún envió, por lo que Martínez señala que prácticamente desde finales de 2017 este convenio está suspendido.

Así mismo, el 1° de junio se cumplirán dos años de la suspensión del Programa de Procura de Órganos por parte del Ministerio de Salud a través del cual muchos venezolanos pudieron recibir su trasplante. Este programa se suspendió debido a que no había -ni hay actualmente- los inmunosupresores requeridos.

Pero Martínez va un poco más atrás. Plantea que en 2004 Cecodap introdujo una demanda con las madres de este importante centro de salud del país, logrando obtener una sentencia que obliga al Estado venezolano a brindar la atención adecuada que requieren los niños trasplantados.

«El Estado tiene la obligación de atender a estos niños, y en esta lucha Prepara Familia no va a dejar solas a las madres del J. M. de Los Ríos», reiteró la también ganadora del premio de Derechos Humanos que entrega la embajada de Canadá en Venezuela.


Participa en la conversación