Acceso a la Justicia señala que Venezuela vive “una dictadura con espacios de democracia”

La ONG entregó este miércoles su informe anual en el que destaca como los poderes del Estado venezolano, exceptuando a la Asamblea Nacional, se encuentran en una situación de ilegitimidad, lo que valida la afirmación de que el país vive una dictadura.

Caracas. La ONG Acceso a la Justicia entregó este miércoles su informe anual titulado “Camino a la dictadura” en el que se destaca como, desde el 2015 en adelante, el gobierno de Nicolás Maduro ha avanzado en la concentración de poder político que actualmente lo mantiene “como una dictadura”.

Según se reflejó en el informe, todos los poderes del Estado, con la excepción de la Asamblea Nacional (AN), actualmente son ilegítimos, esto en parte gracias a la forma en la que sus autoridades han sido designadas.

En ese sentido, se cuestiona el rol de la ANC desde su formación y que esta institución, usurpando las atribuciones de la AN, juramentara autoridades como el Fiscal General, el Contralor y el Defensor del Pueblo.

Con respecto a la presidencia, Acceso a la Justicia señala que la elección presidencial del 2018 se llevó a cabo tras una serie de trabas institucionales que el Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral colocaron a la oposición y a sus partidos, lo cual efectivamente les negó el derecho a participar en la contienda.

Laura Louza, fundadora y directora de la ONG, dijo como conclusión del informe que Venezuela vive actualmente una “dictadura con espacios democráticos”, la cual se caracteriza por la inexistencia de un Parlamento, la reducciones de espacios para los medios de comunicación y un extenso control político y social sobre la población.

Si los espacios que aún restan, como la AN, se terminaran de cerrar, con las elecciones anticipadas de las que habló Maduro, y con elecciones como las que se han hecho, pues evidentemente ya no habría rastros de democracia y se hablaría solamente de una dictadura, explicó.

En ese sentido, Louza habló del actual proceso de negociación que se desarrolla en Barbados y dijo que, aunque es difícil prever qué pueda salir de ahí, considera que se trata de un proceso que era necesario para enfrentar la crisis actual.

Lee también
Tachirenses apelan a la leña ante la falta de gas doméstico

“Creemos que en vista del colapso social que hay, debe haber una negociación política porque efectivamente aquí si no hay un arreglo institucional mínimo, simplemente el país no podrá salir de la crisis, eso es lo que dice la lógica, y acá no hay lógica. Es difícil hacer una previsión”, dijo.

Opinó que el escenario ideal para un gobierno de transición, sería alguno en el que ambos factores políticos formaran parte del Ejecutivo, teniendo una repartición similar y equitativa del poder. Sin embargo, recordó que históricamente el chavismo no ha sabido gobernar con un contrapeso.

Este Gobierno demostró que, inclusive en la época de Chávez, no sabe gobernar con nadie, incluso en la época de Chávez él gobernaba por habilitante, incluso cuando el Parlamento era chavista. Hay una costumbre que se creó de gobernar solo y hacer la ley al antojo del Gobierno, expresó.


Participa en la conversación