Dos de cada tres venezolanos se han sentido discriminados, en su mayoría por su nacionalidad. El monitoreo realizado por Acnur se realizó en las ciudades de Arequipa, Tacna, Cusco, Lima y Tumbes. En total fueron 1.173 entrevistas que recogieron información sobre 2.928 personas.

Caracas. A la pregunta si “¿se ha sentido discriminado?” en Perú, 62% de los venezolanos respondió “sí”. Esta interrogante forma parte del Monitoreo de Protección del informe semestral de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Ayatola Núñez es un venezolano que vive en Lima y trabaja en el área de seguridad de una tienda. Se encarga de revisar los tickets de compras de los clientes. El primero de octubre una mujer peruana le preguntó si era venezolano y al responderle que sí, le dijo: Entonces seguro eres un descuartizador como tus compatriotas, un delincuente. Le gritó que volviera a su país y que las mujeres se prostituyen en Perú.

Acnur explica: Si bien la mayoría de entrevistados (54 %) considera que su interacción con la población local es buena, resulta interesante ver que dos de cada tres se han sentido discriminados, en su mayoría por su nacionalidad, se lee en el informe publicado por Acnur este mes.

Pese al porcentaje de discriminación, 83 % de los venezolanos a la pregunta si se sienten seguros en el lugar donde viven, respondieron que sí. A Perú han llegado más de 860.000 venezolanos, la mayoría emigró entre 2018 y 2019. De esos, 287.000 han solicitado asilo.

El monitoreo realizado por Acnur se realizó en las ciudades de Arequipa, Tacna, Cusco, Lima y Tumbes. En total fueron 1.173 entrevistas que recogieron información sobre 2.928 personas.

Lee también
“Quiero que mi nacionalidad no importe para conseguir empleo o alquiler”

El análisis de información por ciudades muestra que Arequipa es la ciudad con mayor percepción de discriminación (72 %) aunque también con mayor percepción de seguridad (90 %). Tacna y Cusco siguen en cuanto a percepción de discriminación (67 % y 62 %, respectivamente, dijo Acnur.

Los motivos de discriminación son por nacionalidad, por ser mujer, etnicidad o raza, por ser hombre, edad, religión, orientación sexual.

El informe indicó que 21 % de los miembros de las familias que han llegado a Perú necesitan protección: 23 % de los adultos mayores, 15 % de las mujeres embarazadas o lactantes, 10 % personas con condiciones médicas crónicas o críticas, 3 % son niños, niñas o adolescentes separados o no acompañados y otro 3 % son personas con discapacidad.

Ya el Monitoreo de Flujo de Población Venezolana en Perú de septiembre, realizado por la OIM, ONU y Unicef, revelaba que de los encuestados en Tumbes, 22,3 % manifestó haberse sentido discriminado durante su viaje. La principal razón de discriminación fue por la nacionalidad (97,1 %).

“Las prácticas de discriminación y rechazo a la población venezolana en los distintos países de la región siguen generando dificultades para la integración”, se lee en el informe.

El gobierno peruano de Martín Vizcarra ordenó a través de una resolución que a partir del 15 de junio, los venezolanos deberán presentar una visa para ingresar a su país y así garantizar «una migración ordenada y segura», según dijo.


Participa en la conversación