Acosan a suegros del capitán Acosta Arévalo luego de su entierro controlado por gobierno de Maduro

capitan rafael acosta | capitán acosta/ Capitán Acosta Arévalo

Waleswka Pérez, esposa de Rafael Acosta Arévalo, asesinado bajo custodia en la Dgcim, denunció que funcionarios no identificados estuvieron en la casa de sus padres en el sector El Limón de Maracay. Esto luego de que mantuvieran el cadáver del efectivo de la Armada durante 12 días en la morgue de Bello Monte sin querer entregarlo a sus parientes.

Caracas. Un día después del entierro controlado del capitán de corbeta de la Armada, Rafael Acosta Arévalo, funcionarios no identificados merodearon la vivienda de sus suegros, en el sector El Limón de Maracay, estado Aragua.

La esposa del capitán, Waleswka Pérez, denunció a través de su cuenta en Twitter que varios funcionarios se encontraban en la casa de sus padres al mediodía de este jueves 11 de julio. Extraoficialmente se conoció que los hombres no portaban credenciales de ningún cuerpo de seguridad del Estado. Al parecer estuvieron en la zona, presuntamente para intimidar.

El cuerpo del capitán Acosta Arévalo lo enterraron el miércoles 10 de julio en el Cementerio del Este, por imposición del gobierno de Nicolás Maduro, y 12 días después de su asesinato bajo custodia de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Durante el acto fúnebre cerraron por completo el cementerio y los cinco familiares que asistieron fueron severamente custodiados.

Lee también
Denuncian que la Dgcim es el centro de torturas del gobierno de Nicolás Maduro

El cadáver estuvo durante 12 días en la morgue de Bello Monte, supuestamente esperando la orden de Fiscalía. En ese tiempo sus familiares acudieron para reconocer el cuerpo, pero les negaron el acceso hasta el miércoles, cuando los llamaron para que acudieran a la medicatura.

Alonso Medina Roa, abogado del caso, informó luego del entierro que la familia del capitán pretendía enterrarlo en Maracay, porque allá viven el resto de sus parientes. Sin embargo, por orden del tribunal 36 del Área Metropolitana de Caracas (AMC) se acordó la inhumación controlada.

Detención arbitraria y tortura

Acosta Arévalo fue asesinado el viernes 28 de junio, mientras estuvo detenido en la Dgcim de Boleíta. La autopsia reveló que fue a consecuencia de la golpiza que recibió mientras estuvo privado de libertad. El sábado 29 de junio se confirmó su muerte y ese mismo día fue trasladado hasta la medicatura forense y se efectuó la autopsia.

La diputada a la Asamblea Nacional (AN) Delsa Solórzano rechazó que el Estado demorara 12 días para entregar el cuerpo del capitán a sus familiares.No basta con que le secuestren al familiar, lo sometan a desaparición forzada, lo torturen, lo asesinen, sino que además ni siquiera lo dejan sepultarlo y velarlo como quieren. Esta práctica es una violación a los derechos humanos.

Al capitán lo detuvieron arbitrariamente el 21 de junio, al igual que a otros cinco militares más. Familiares de efectivos de la Fuerza Armada Nacional denunciaron que en la Dgcim se cometen torturas durante los interrogatorios.

Lee también
Traslados en la Dgcim atemorizan a familiares de presos políticos

El informe de la alta comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet reconoció las torturas y malos tratos que se comenten en la Dgcim y en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Dgcim).

Según el Foro Penal Venezolano en el país hay 614 presos políticos, 107 son militares.


Participa en la conversación