Funcionarios de la PEB hirieron a Evelio José Rodríguez Robles, de 13 años, en el costado izquierdo durante una manifestación por gas y agua en la avenida Cisneros, según señalan sus familiares. Los vecinos de 4 de Febrero, Alfa y Omega y La Unión, al enterarse de que había muerto en camino al hospital, quemaron una moto y un módulo de la policía.

Ciudad GuayanaEvelio José Rodríguez Robles, de 12 años, no estaba protestando en la noche de este lunes, como sí lo hacían sus vecinos. El adolescente y su familia vivían en 4 de Febrero, San Félix, un sector que colinda con otros dos: Alfa y Omega y La Unión.

Los habitantes de las tres barriadas protestaban el lunes en la noche por agua y luz. La manifestación comenzó alrededor de las 7:00 de la noche. Pero Evelio José estaba en su casa. Una hora después, su mamá lo mandó al abasto. Fue justo en el momento en el que funcionarios de la Policía del estado Bolívar (PEB) dispersaban a tiros a los protestantes. En ese instante, y sobre una calle de tierra, se desplomó con un balazo en el costado izquierdo.

El adolescente cayó en el medio de la calle principal de la invasión 4 de Febrero

El niño salió a comprar un casabe. Y cuando salió, recibió el impacto de bala, cuenta Anaís Rodríguez, una de las hermanas de Evelio José. Sin él, ahora son cinco los hermanos.

La policía huyó en ese momento. Y huyó fue porque la comunidad se le fue encima, añade Anaís mientras regresa con el cadáver de su hermano para el velatorio, a fines de la tarde del martes.

¿En defensa propia?

Los partes policiales que circularon este martes detallaron de este modo la manifestación: Arremetieron a saquear Granja Caroní, donde se escucharon detonaciones de armas de fuego. Se procedió a verificar y una multitud de personas efectuó disparos hacia la comisión policial.

En este caso, los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar contravienen el manual de actuación de los cuerpos de policía para garantizar el orden público, la paz social y la convivencia ciudadana en reuniones públicas y manifestaciones.

El documento establece que los cuerpos policiales solo deben utilizar en manifestaciones armamento de carácter defensivo no letal. Por ejemplo, bastones, gas lacrimógeno, cañones de agua, granadas de distracción, etcétera.

No fue precisamente el procedimiento al que se ciñó la Policía del Estado Bolívar en el control de la protesta de la avenida Cisneros en la noche de este lunes.

En orden cronológico, la minuta policial detalla que los manifestantes primero arremetieron contra el puesto policial con bombas molotov, logrando quemar parcialmente dicho puesto policial y una unidad motorizada.

Deja en claro que fue después de eso cuando se conoció del ingreso de un menor en el IVSS, producto de un impacto de bala en el intercostal izquierdo, quien se llamaba Evelio Rodríguez, de 12 años. En el sitio se presentó una comisión del Cicpc, al mando del jefe de la región, con la unidad de homicidio.

Lee también
Cadáver de niño fue arrojado al Guaire tras pelear con grupo de adolescentes

 Los vecinos refutan

A Evelio José lo levantaron de la calle entre su familia y los vecinos. Nadie tenía un carro, así que lo llevaron a la avenida, donde minutos antes había una protesta.

Después de un rato esperando, según lo que relata su hermana, Anaís Rodríguez, alguien los llevó al hospital Doctor Raúl Leoni, en Guaiparo (también en San Félix). Pero cuando llegó ya estaba muerto.

Él se murió en el camino”, asegura Anaís. Cuando los vecinos supieron, intentaron quemar la sede policial (que está dentro del Mercado Bicentenario de San Félix): es la versión que contradice la policial.

A Evelio José Rodríguez Robles lo están velando donde vivía: un rancho de zinc en 4 de Febrero, el sector que lleva por nombre la fecha de 1992 en la que un grupo de militares se alzó en armas contra la democracia y mató a varios civiles inocentes. Como ahora le pasó a Evelio.

Por el asesinato del niño están detenidos Yorvin Gregorio Macías García, de 28 años; Liomar Gabriel Martínez Ruiz, de 23; Alberto José Hernández Manzano, de 24; y Domingo Rafael Macías García, de 26 años, todos funcionarios de la PEB.

Evelio estaba terminando la primaria. Su familia contó que le emocionaba comenzar la etapa del bachillerato.

Foto de apertura: Cortesía Carlos Suniaga.

Foto interna: William Urdaneta



Participa en la conversación