El secretario general de AD, Henry Ramos, dijo que el partido no puede seguir “encerrado en una oficina en Caracas” esperando que la MUD resuelva los problemas operativos. El deslinde no es absoluto, pero podría poner a AD a la vanguardia de los partidos políticos: “Todo el que nos quiera acompañar en nuestras giras, será bienvenido. Esa es la foto de familia que la gente quiere ver”.


Caracas. Si la Mesa de la Unidad (MUD) estaba herida de muerte tras el desastre de las elecciones regionales, los intentos por revivirla cambiando el reglamento y modificando la estructura sufrieron en las últimas horas una estocada: Acción Democrática (AD) se paró de la mesa y se va a recorrer el país por su cuenta. Eso sí, quien quiera acompañarlos será bienvenido.

La información la confirmó este jueves, luego de los actos de la Asamblea Nacional por el 5 de Julio, el secretario general del partido blanco, Henry Ramos.

El experimentado dirigente político y parlamentario de carrera negó que la ruptura se debiera, como señalaron algunas de las primeras versiones periodísticas, a una pelea interna con los demás integrantes de la Unidad.

A consecuencia de los problemas operativos que hemos tenido últimamente, la dificultad para cumplir el acuerdo que firmamos 22 organizaciones políticas desde el 19 de julio del año pasado, más las dificultades que hemos tenido para nombrar al secretario de la Mesa, y la necesidad de iniciar giras por todo el país, informamos a los demás compañeros que nosotros íbamos a separarnos de la Mesa, dijo Ramos.

En particular, negó que hubiera sido una diferencia con Voluntad Popular, al que varios dirigentes le atribuyen un accionar impositivo en los debates internos de la MUD: No hay diferencias con una organización política en particular. Las dificultades operativas no son responsabilidad de un partido en concreto, todos tenemos responsabilidad.

Ramos también desmintió otra versión según la cual la decisión respondía a la exigencia de los cuatro gobernadores del partido blanco de que la Unidad se pronunciara a favor de participar en las venideras  elecciones de concejales. “No es verdad. Los gobernadores no han planteado la participación en las elecciones de concejales. Ni ellos ni los partidos”, puntualizó.

En cambio enfatizó que la principal preocupación de AD es la necesidad de iniciar recorridos por el país y volver a conectar con la gente y sus necesidades. Aunque aclaró que la ruptura no es total y que están dispuestos a acompañar determinadas actividades de la Mesa y del Frente Amplio Venezuela Libre, e incluso descartó crear una nueva alianza política o sumarse a otras ya existentes, la verdad es que tal y como lo planteó, AD podría terminar al frente de un movimiento partidista diferente a la MUD.

Vamos a iniciar giras por el país y seguramente estaremos acompañados de otras organizaciones. La finalidad es ejecutar un programa que hemos propuesto entre todos pero que no hemos podido desarrollar por la trabazón de la Mesa. Esa es la gran foto en familia que la gente quiere ver, cuando nos vean a todos los dirigentes con un mismo discurso. Cualquier evento que organice la Mesa y el Frente que tengamos a bien participar lo haremos. En la Mesa quedan organizaciones que intentarán destrabar el funcionamiento porque eso es lo que espera el país, afirmó.

Pero esa tesis de la continuidad de la MUD fue cuestionada off the record por algunos de sus integrantes. Es el fin de la Unidad. Que cada quien coja su camino y se recomponga. Y más adelante vemos si podemos presentarnos juntos. La Mesa no podía seguir secuestrada en manos de una minoría que a toda propuesta ponía una objeción. Yo no descarto que otros partidos se separen en los próximos días, dijo la fuente partidista.

Ramos negó que este rompimiento aunado a la reciente reunión del dirigente adeco Luis Aquiles Moreno con José Luis Rodríguez Zapatero, signifique que AD se estaba aproximando al Gobierno para iniciar un nuevo diálogo.

Luis Aquiles se reunió con Zapatero para tomarse un café por media hora porque son amigos. A veces los tubazos noticiosos complican la situación. No hay absolutamente ningún diálogo con el Gobierno y no se va a producir si no interviene un sujeto que en verdad garantice ese proceso, una figura como el secretario de la ONU, que pueda garantizar ese diálogo.

Lee también
Magistrados exiliados declaran vacío de poder y fijan fecha de juicio a Maduro

Quieren que vuelva

Carlos Valero, diputado de UNT-Táchira, lamentó la decisión de AD. En tal sentido dijo que su partido abogará “24×24 para buscar que AD reconsideren su posición porque la unidad es fundamental”.

Afirmó que “sin unidad estratégica, de propósitos, de actividades va a ser más difícil superar la dictadura de Nicolás Maduro”. Destacó que en todo caso, todos los partidos se mantienen en el Frente Amplio e incluso —y esto también lo resaltó Henry Ramos— confirmó que AD se mantiene dentro de la bancada de la Unidad en el Parlamento.

Por su parte, el diputado de PJ-Lara, Alfonso Marquina, abogó porque los partidos logren poner por encima de sus intereses, los intereses del país. La unidad nos compete y nos obliga a todos. Ojalá haya una rectificación. Pero ojalá también se atiendan los reclamos que está haciendo AD y que encontremos puntos de encuentro y no de divergencia, indicó.

El diputado larense consideró un error que la propuesta ante la salida de AD sea disolver la Mesa y crear una nueva alianza: Sería un gravísimo error. Empezar con una nueva estructura para lograr lo que ha logrado la MUD que no es solo el reconocimiento de los venezolanos y del mundo, la MUD tiene la tarjeta más votada, desahacer eso creo que haría un flaco servicio al país, indicó.

Tratamos de obtener la versión del diputado de Voluntad Popular (VP), Juan Andrés Mejías, coordinador político adjunto de ese partido, pero no quiso delcarar.

Foto Luis Morillo



Participa en la conversación