José David Singler, de 17 años, trató de huir del grupo de hombres que le disparó a sus amigos, pero no pudo y recibió cinco tiros. Ocurrió en Santa Teresa del Tuy. Lisbeth Rivas, su mamá, denunció que murió porque no consiguieron dos unidades de sangre para una transfusión en el hospital Domingo Luciani.

Caracas. Mientras jugaba dominó fue asesinado José David Singler Rivas. El adolescente de 17 años recibió cinco tiros mientras trataba de levantarse de la mesa para huir del grupo de hombres que pasó disparando en el sector Santa Bárbara de Santa Teresa del Tuy. 

Se encontraba cerca de su casa con unos amigos; en la mesa de juegos había dos adultos y otro joven, quienes lograron resguardarse durante el tiroteo. El viernes 30 de agosto a las 10:00 p. m. varias personas armadas pasaron por el sitio y de regreso dispararon en contra de todos, según contó Lisbeth Rivas, madre de José David. 

Lee también
Zonas de paz favorecieron organización de megabandas al oeste de Caracas

Lo trasladaron al hospital Santa Teresita, en la zona, pero debido a su gravedad lo remitieron a un hospital en Caracas y lo llevaron hasta el Domingo Luciani, en El Llanito. Ahí falleció el domingo 1° de septiembre por un paro cardíaco. 

Su mamá denunció que no lograron conseguir dos unidades de sangre para hacerle transfusiones y la consecuencia fue la muerte del joven.

El adolescente estudiaba tercer año de bachillerato. En estas vacaciones se preparaba para hacer un curso de refrigeración en el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces). 

Uno de sus planes era irse a vivir a Colombia, con unos amigos a los que sus padres habían autorizado para que José David fuera recibido por ellos. 

Su familia momentáneamente no tiene dónde enterrarlo. Un amigo les había prestado una fosa, en el Cementerio de El Junquito, pero cuando fueron a hacer los trámites les indicaron que el dueño de la parcela fue estafado y, por lo tanto, ese terreno no le pertenece. 


Participa en la conversación