Adriana D’Elia: En los barrios debe haber actividad económica y emprendimiento

La diputada (MUD) aseveró que la Ley de Barrios mejorará las condiciones de vida de los habitantes de los sectores populares. “La propiedad es liberadora”.

Caracas. Durante una sesión en Petare, la barriada más grande de Latinoamérica, la Asamblea Nacional (AN) aprobó en primera discusión la Ley de Regularización de la Propiedad de Tierra Urbana y Urbanización de Barrios Populares, mejor conocida como Ley de Barrios. La diputada y urbanista Adriana D’Elia fue la encargada de presentar el proyecto que, asegura, tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida de los sectores populares. “La propiedad es liberadora”, expresa.

La legislación, concebida desde 2001, y que tiene como antecedentes programas similares en Baruta, Sucre y la Gobernación de Miranda, reafirma las competencias de los municipios en esta área, agiliza el registro de los documentos y establece normas urbanísticas para el desarrollo de los inmuebles en los barrios, en las que se contemplan los servicios públicos y la actividades económicas.  “Es un proceso social que lo debe definir la misma comunidad”, explica.

La exsecretaria de gobierno de Miranda también respondió a informaciones de prensa que insinúan que ese despacho regional está involucrado en el escándalo internacional de sobornos hechos por la constructora Odebrecht. Sostuvo que los vínculos con la brasileña son exclusivos del predecesor de Henrique Capriles: “Deben haber habido relaciones entre la Odebrecht y Diosdado Cabello durante su gestión como gobernador”.

¿Qué beneficios trae la Ley de Barrios?

—Creemos en la propiedad porque la propiedad es liberadora. Con el título cada quien puede disponer de sus bienes, sobre todo en el caso de la vivienda, que es lo más importante que tiene una familia; la puede heredar a sus hijos, puede eventualmente iniciar un emprendimiento dentro de la vivienda, te permite obtener créditos, progresar, venderla y comprar otra mejor. Ese principio está en esta ley, que en todos los barrios populares haya una inversión que permita que cada quien sea dueño.

Eso no es tan sencillo, es un proceso. Requiere un levantamiento topográfico, la elaboración de los planos, de la cartografía, del catastro donde cada vivienda sea plenamente identificada y tenga un registro.

Significa definir a quién se le entrega la propiedad, quién la construyó, requiere un proceso social a lo interno que solo se puede definir con la comunidad.

Eso lo pueden hacer solo los municipios, estos son los que tienen la competencia del catastro, de toda la información urbanística del sector. Tienen la capacidad técnica para hacerlo y es el gobierno que está más cerca de la población.

El municipio es el responsable de la administración de los ejidos. Una vez que haces todo el proceso del levantamiento y redactas todo los documentos tienes que llevarlos al registro público. Los registros dependen del Ministerio de Interior y Justicia. Esta Ley establece mecanismos expeditos para que todos los títulos se puedan registrar con celeridad.

Por otro lado, en los barrios necesitamos normas de convivencia urbanística. Que actualmente no existen. Los barrios no tienen ordenanzas de zonificación. Para desarrollar las normas urbanísticas tiene que haber un plan de cómo ese sector va crecer o seguir desarrollándose. Los espacios que se van a desarrollar para los servicios públicos, si no los tiene todos, dónde deberían construirse. Eso implica que eventualmente hay que reservar espacios, reubicar viviendas para que se hagan espacios, canchas deportivas, seguridad, vivienda.

Cada sector necesita un plan, y en la ley se establece cómo se hace el plan, esa es una competencia municipal. Cuando hablo de condiciones de desarrollo es muy importante lo económico.

Nosotros creemos que también dentro de los barrios tiene que haber actividad económica que permita, a quien quiera, tener en su casa un emprendimiento, pero eso tiene que tener un orden urbanístico para que haya convivencia.

Otra cosa son las obras dentro del barrio. ¿Quiénes hacen las obras? Tienen que hacerlas los mismos habitantes de los barrios que tienen las habilidades. El Barrio Nuevo Barrio Tricolor es una fuente de ingreso para los enchufados. Hace poco estuvimos en el barrio Colina Feliz, que se ve desde la Gran Mariscal de Ayacucho. Todo lo que han hecho con las fachadas son con ventanas y puertas importadas, las acomodan para que se vean bien desde afuera. No tienen techo, pero tienen puertas y ventanas importadas.

Nosotros en el barrio necesitamos nuestros carpinteros, obreros, albañiles, plomeros, que ellos sean los constructores.

Foto: Crónica Uno / Miguel Gónzalez
La diputada consideró que cada barrio del país debe tener su plan urbanístico.

¿Qué contempla la ley en el caso de viviendas que están en condiciones o sitios de riesgo?

—Cuando hagamos el plan con los técnicos, hay que hacer un levantamiento geotécnico de las condiciones del terreno, de las condiciones hidráulicas, porque la mayoría de nuestros barrios están construidos en pendientes. Todo el mundo sabe que cada vez que modificas el terreno, y el curso del agua y los drenajes naturales, modificas la condición de tus vecinos. No puede ser solo un acuerdo entre tus vecinos, tiene que haber un levantamiento completo y ver cuáles son las condiciones físicas para ver cuáles son las viviendas que están en riesgo y necesitan reubicación, a ver si dentro del mismo barrio se pueden reubicar y eso está contenido dentro de cada plan urbanístico, que tiene que hacerse para cada barrio.

El proceso de elaboración de ese plan urbanístico es anterior, o al mismo tiempo, de la entrega de títulos de propiedad. No podemos llegar a entregar títulos, tenemos que llegar a hacer el levantamiento. Cuando se identifique cuáles son las viviendas que están en riesgo, comenzamos a entregar títulos de propiedad y las que tienen riesgo, vemos cómo las reubicamos dentro del mismo barrio, se analiza cómo se invierten los recursos para construir esa vivienda, a menos de que la persona que está en riesgo quiera otra opción.

Lee también
La AN sesionó en Petare, sorteó a los colectivos y aprobó la Ley de Barrios

¿De dónde van salir los recursos para este plan?

—Parte del presupuesto municipal tiene que ser destinado para los planes urbanísticos y se deben hacer las inversiones que permitan que, dentro de un tiempo corto, se puedan ir mejorando los servicios públicos. Eso es parte de la propuesta. Tiene que debatirse, viene ahora un proceso de discusión más amplio con todos los sectores para ver cómo se construye esa porción del presupuesto que, a juro, debe estar destinada a la mitad de la población urbana que es la mayoría de los venezolanos.

En paralelo, tenemos que dedicarnos a construir ciudad, y eso significa habilitar nuevo suelo urbano. Por eso tenemos barrio, no se habilita suelo urbano y la gente va ocupando terrenos que no tienen servicios.

Ese es un cambio de paradigma, no puede ser una visión a retazos. Tenemos que tener un cambio en la planificación urbana en el país, no podemos seguir dejando por fuera a una gran cantidad de venezolanos que no tienen acceso a una vivienda o a la ciudad y sus servicios.

Mientras nos ocupamos de recuperar todo nuestro barrio, tenemos que modificar otras leyes, como la Ley de Ordenación del Territorio y la Ley de Ordenación Urbanística para que nos comprometamos a invertir en suelo urbano y que no sigamos construyendo barrio y haya oportunidades para todos los venezolanos de vivir en lugares con todos los servicios.

Lee también
“Vamos a tumbar el mito de que en Petare todos son negros y malandros”

El TSJ ya declaró inconstitucional la ley de títulos de propiedad de la Misión Vivienda, ¿cree que esta norma se podrá ejecutar?

—Sabemos lo que está pasando, pero no podemos dejar de hacer de estos temas una discusión pública. Yo creo que lo que necesitamos los venezolanos es un cambio político, pero necesitamos lograrlo con sueños. La mayoría se siente defraudada, sin futuro, sin esperanza, con mucha resignación. Tenemos que lograr vencer la desesperanza que es el arma del Gobierno. Una ley como esta nos pone a soñar que podemos tener un futuro mejor. Nos permite unirnos en un sueño y poder seguir avanzando.

Es muy lamentable la situación en la que estamos en términos políticos pero tenemos que hacer un esfuerzo adicional, que es duro y difícil porque tenemos que sobreponernos a las penurias de la cotidianidad, y lograr un sueño para el país.

¿Qué balance hace de la AN?

—Fue un año muy duro y difícil para todos. Los que estamos en la AN somos de carne y hueso y hemos sufrido los cambios de ánimo que significó tener toda la esperanza de la AN y haber visto cómo el Gobierno corrupto e inescrupuloso ha venido, sin ningún límite, cercenando las posibilidades que tenía la AN electa por más de 14 millones de venezolanos.

Tenemos que hacer una reflexión en lo interno y ver como nos reinventamos a la luz de un Gobierno que ya quedó demostrado que está fuera del orden constitucional.

Llegó el momento de un cambio de estrategia como lo estamos teniendo en la AN, sesionando en la calle, más cerca de las personas. A cada venezolano le viene una tarea diferente, una tarea para la cual nadie tiene experiencia, de enfrentar un Gobierno sin ningún tipo de escrúpulo, fuera del orden constitucional, tenemos ese enorme desafío de salir adelante. A veces nos desesperamos todos, nos angustiamos todos, tenemos ese desafío de reinventarnos, escucharnos y apuntalarnos.

Foto: Crónica Uno / Miguel Gónzalez
La legisladora indicó que «llegó el momento de un cambio de estrategia» desde el Parlamento.

¿Por qué no se ha hecho una investigación en la AN por el caso de los sobornos de Odebrecht?

—Se han abierto investigaciones por separado de obras. Yo estuve trabajando en la parte del Metro de Guarenas-Guatire que es una obra que está dentro de mi circuito. Este Gobierno no da acceso a información y todas hay que hacerlas por los caminos verdes y tratando de buscar fuentes que no son directas. Este Gobierno ha sido opaco, oscuro, entiendo que se nombró una comisión específicamente ahora para el caso Odebrecht. Y la comisión de Contraloría la ha llevado, entiendo que se está investigando y se va a tener resultados.

¿Qué responde a la publicación del Wall Street Journal que vincula a algunos partidos de la oposición con algunos supuestos sobornos o donaciones de Odebrecht? Incluso menciona a la gobernación de Miranda.

—Yo creo que ellos tienen una confusión porque efectivamente la gobernación de Miranda, cuando estaba Diosdado Cabello, era miembro de la junta directiva del Metro y este tenía obras con Odebrecht. Obviamente, sí hubo o supuestamente deben haber habido relaciones entre Odebrecht y Diosdado Cabello durante su gestión como gobernador de Miranda, pero al día siguiente que Capriles llegó a la gobernación la sacaron de la junta directiva del Metro y entonces no hay manera de que haya habido una vinculación de obras de Odebrecht con la gobernación de Miranda.

Se comenta que podría ser la candidata de la MUD a la gobernación de Miranda, ¿tiene esas aspiraciones?

—Yo lo que quiero es que mi país cambie, avance y progrese. Amo profundamente a mi estado Miranda. Tengo toda la vida trabajando, primero en Baruta, después en la Gobernación y yo lo que te podría decir es que primero tenemos que luchar para que haya elecciones.

Pero no lo descarta.

—Yo creo que ahorita nadie puede desacatar nada, todos tenemos que estar preparados para seguir luchando por los cambios en nuestro país.

Foto: Crónica Uno / Miguel Gónzalez
En las paredes de la oficina de la urbanista abundan los mapas del estado Miranda.

Fotos: Miguel González


Participa en la conversación