El concejal de Sucre, Juan Carlos Vidal, estimó que 30 % de las familias perjudicadas tienen más de un mes sin el servicio. Y los vecinos de Horizonte protestaron en la avenida Rómulo Gallegos para exigir que se regularice el suministro.

Caracas. La escasez de agua agobia a la ciudad y los vecinos se unen para denunciar el déficit de servicio que ensombrece la dinámica de los cinco municipios del Área Metropolitana. En Sucre, los residentes de la urbanización Horizonte se congregaron este viernes en la avenida Rómulo Gallegos para exigir que se reanude el suministro, que falla de manera intermitente desde hace un mes.

A la protesta, que inició pasadas las 9 de la mañana, acudieron con pancartas y mensajes alusivos a la crisis de servicios. En esa comunidad los habitantes se debaten entre buscar el agua para resolver los quehaceres domésticos y conseguir alimentos y medicamentos.

Estamos afectados como toda la capital. Las fallas de agua, internet, transporte y electricidad no son exclusivas de las comunidades populares. En las urbanizaciones también padecemos, nosotros no tenemos cómo cocinar ni lavar la ropa, contó Amanda Durán.

El concejal de Sucre, Juan Carlos Vidal, quien también acudió a la manifestación, señaló que en 80 % del municipio falla el suministro del líquido a través de acueductos. Y estimó que 30 % de las familias perjudicadas tienen más de un mes sin el servicio. La coyuntura arrincona a una localidad que congrega 16 desarrollos habitaciones y más de 2000 barrios, una característica urbana que convierte a esa jurisdicción en una zona vulnerable.

Por lo menos 300 de los 335 municipios que tiene Venezuela reportan fallas con el suministro de agua, advierte Vidal. El concejal precisa que se trata de un problema estructural, que se agrava por la desinversión pública y el período de sequía. Y precisa que durante la democracia se construyeron 33 embalses y represas, una planificación que se ha visto interrumpida con el chavismo al mando.

Desde 1999 a la fecha, dice Vidal, es mucho lo que se ha dejado de hacer y el Gobierno no ha construido ni una sola presa.

Lee también
Vecinos protestaron en las cercanías de Miraflores por falta de agua

El escenario recrudece en tres de las cinco parroquias de Sucre, pero cobra mayor fuerza en La Dolorita, Mariches y Caucagüita, al igual que Petare, donde residen más de 799.237 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadísticas.

En torno al déficit, residentes de Sucre aseguran que el costo de una cisterna oscila entre 7 y 15 millones de bolívares, según la zona. Y en algunos casos, los condominios reciben ofertas en dólares. Nos han pedido hasta 20 dólares por un camión cisterna, advierte Carlos Martínez, vecino de Los Dos Caminos.

Esperanza Casanova y Julia Rodríguez residen en Sucre y dicen que tienen en común la fatiga que produce la falta de agua puertas adentro, donde deben asearse con tobos para racionar la reserva. Es agotador porque vives restringido. Hace un mes que se presentan las fallas con mayor acento y no hay quien responda por ello, sostiene Casanova.

La protesta, convocada por el Frente Amplio, también se orquestó en la autopista Prados del Este, a la altura de la urbanización Santa Fe en Baruta, donde un grupo de vecinos obstaculizó el tránsito para pedir que se regularizara el suministro de agua. Al reclamo también se le adhiere la demanda de medicamentos e insumos para los hospitales.

Residentes del Área Metropolitana piden al Gobierno aceptar la coorperación internacional para recibir la ayuda humanitaria con la que se podría mitigar la crisis, especialmente en los centros hospitalarios donde también protestaron este viernes.

Foto: Francisco Bruzco



Participa en la conversación