Advierten que prescindir de Visa y Mastercard aislará a la banca venezolana y a los usuarios

A juicio de la economista Karelys Abarca todos los sistemas de pago que existen actualmente en el país están montados en el internet más lento de la región, además, sostiene que quienes no tengan acceso a teléfonos inteligentes quedarán excluidos.

Caracas. El Banco Central de Venezuela (BCV) y la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) exhortaron a la banca en la resolución SIB-DSB-04714, de fecha 16-05-2019, a buscar métodos de pago alternativos que no dependieran de las franquicias Visa, Mastercard y Maestro. Las instituciones habían dado plazo hasta antes del 30 de enero de 2020, sin embargo, este 21 de mayo reformaron al anunciar que el nuevo mecanismo sí trabajará en junto con las compañías. En entrevista para Crónica.Uno, la economista del Observatorio Gasto Público de Cedice Libertad, Karelys Abarca, explica que la deuda que la banca venezolana mantiene con las marcas es una de las razones que impulsan la decisión.

Ya se venía estudiando porque se tiene una deuda muy grande con Visa y Mastercard, la falta de dólares para pagar hace que el Gobierno tome la decisión y también el escenario de que no van a salir del poder. Esto aísla a la banca privada venezolana y busca crear sistemas que sean propios, endógenos. Además, también tiene que ver con el control monetario sobre la población. Es una medida más que apalanca esta tendencia de controlarlo todo, dice la experta.

En el documento emitido por el BCV y Sudeban se lee: “Se deberá crear de forma integrada con las operadoras de tarjetas de débito y crédito y cualquier otra institución autorizada para tal fin, el sistema para procesar las operaciones con tarjetas de débito y crédito con independencia de las marcas Visa, Mastercard y Maestro en el ámbito nacional, estableciéndose dos fases para su implementación, la primera para la puesta en funcionamiento del sistema procesar las operaciones con tarjetas de débito, lo cual deberá realizarse antes del 30 de noviembre de 2019, y la segunda fase, para operaciones con tarjetas de crédito antes del 30 de enero de 2020”.

Lee también
Pagos electrónicos son los protagonistas en la banca con aumento de 8% en un año

A juicio de Abarca, todos los sistemas de pago que existen actualmente en el país están montados en el internet más lento de la región, “por eso no funcionan”, sostiene. En ese sentido, agrega que las personas que no tienen acceso a teléfonos inteligentes quedarían excluidas del nuevo sistema de pago. “Esto le genera también costos adicionales a la banca, porque crea otro sistema con las tarjetas de crédito tradicionales”.

Según los órganos del sector bancario, la decisión obedece “a las amenazas y recientes sanciones emitidas por el gobierno norteamericano a los sistemas de pago del Estado venezolano, que afectarían en el corto plazo a algunas instituciones bancarias públicas para operar con las franquicias de Visa, Mastercard y Maestro”.

El sistema bancario está a un paso de una crisis muy compleja, lo que terminó de erosionar al sistema financiero venezolano fue la hiperinflación, lo que les daba algo de oxígeno eran las operaciones en dólares, pero como el sistema cambiario está tan contraído y los controles son cada vez mayores han empeorado la situación, advierte la especialista.

El nuevo sistema que entraría a sustituir a las franquicias y del que aún no se conocen detalles buscaría “garantizar que la gente tenga algún acceso al dinero”, pero sin las formas tradicionales de pago como Visa y Mastercard, explica la economista.

Mantendrían ciertas transacciones en bolívares, las mínimas necesarias porque el resto se están haciendo ya en dólares, es tener unas medidas compensatorias a nivel monetario. Desde que se creó el petro el Gobierno está tratando de saltarse las sanciones de Estados Unidos y puede ser que luego obligue a la banca a apalancar esto del petro como una medida también para seguir inyectando liquidez y seguir financiando el déficit fiscal monetizando la economía y creando dinero sin respaldo, puntualiza.

Un grueso importante de las operaciones de compraventa de bienes y servicios se hace a través de tarjetas de crédito. Mastercard y Visa concentran un 90 % de las tarjetas de crédito en Venezuela, según el economista Leonardo Buniak.

Lee también
Pagos electrónicos son los protagonistas en la banca con aumento de 8% en un año

Hace dos meses, cuando se asomó que Washington restringiría las operaciones de Visa y Mastercard en Venezuela, analistas consultados por Crónica.Uno apuntaron que ello generaría parte de la paralización del sistema de pago de los venezolanos, al no poder usar las tarjetas de crédito ni adquirir bienes y servicios.


Participa en la conversación