El presidente de Fedeagro señaló que el pasado año se sembraron 250.000 hectáreas de hortalizas, para este período se cosecharon 40.500.

Caracas. El sector agrícola empeora. El presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, señaló que para esta segunda mitad del 2018 la producción caerá porque la superficie cosechada fue menor ante las limitaciones en el acceso a los insumos.

En el foro Crisis Alimentaria Venezolana organizada por la Red Agroalimentaria y el proyecto Hambrómeto de Runrunes, comentó que en 2017 la producción cubrió 25 % de la demanda y para este ejercicio el descenso continuará. Mencionó entre los casos críticos el maíz y las hortalizas.

Destacó que la superficie sembrada de maíz es de 100.000 hectáreas, la mitad del pasado año. “Habrá que ver si se logra más, pero no se consiguen fertilizantes para este rubro”. Por tanto, añadió que con la disminución de la cosecha de maíz amarillo “no habrá suficiente alimento para pollos y cerdos”.

Sobre la producción de hortalizas, Hopkins comentó que también tendrá un retroceso, pues en 2017 se sembraron 250.000 hectáreas y este año 40.500. “Ese comportamiento es porque tampoco hay fertilizantes para hortalizas ni semillas”.

Pequiven y Agropatria son las empresas estatales que deben suministrar los insumos para los productores, pero el abastecimiento es limitado.

Frente a las restricciones se añaden las exigencias de las instancias del sector público. Agropatria le pide a los agricultores que le vendan 30 % de la producción de cereales, en cuatro estados los gobernadores piden parte de la producción, y ahora el Gobierno central tendría previsto solicitar hasta 70 % de la producción agrícola.

El presidente de la organización apuntó que “si el Gobierno obliga a entregar una parte de la producción, esto empeora la situación”.

Esta semana el ministro de Alimentación les exigió a los agricultores y empresarios que eleven la producción porque hay 16 % de abastecimiento de 50 rubros básico, y agregó que habrá un “plan de abastecimiento cuatrimestral, con una planificación de entrega aproximada de 17 buques con materia prima mensuales”.  Al respecto, Hopkins dijo que “el problema es cómo producimos”.

Lee también
Maduro acusa a Juan Manuel Santos y la "derecha venezolana" de haber querido asesinarlo

El pasado miércoles el vicepresidente de Economía Tareck El Aissami instaló las mesas para definir las estructuras de costos y los precios de los bienes del plan 50. Sin embargo, el presidente de Fedeagro comentó que “es difícil fijar una estructura de costos frente a la hiperinflación”.

Las autoridades señalan que la inflación es “inducida”, pero la realidad es que si bien  los entes oficiales importan la materia prima y la venden a los privados, los empresarios han tenido limitaciones para adquirir otros insumos que se requieren para la producción, pues la oferta por Dicom ha sido mínima. Aquellos que han mantenido sus operaciones han recurrido al mercado paralelo, lo que impacta en los precios.

Foto referencial: Luis Morillo



Participa en la conversación