La falta de repuestos ha sepultado 90 % del transporte urbano.

Maracaibo. La crisis del transporte público en Maracaibo ha llevado “a la sepultura” a familias enteras que tienen este medio como sostén. Según la Dirección Única de Transporte del Zulia, 14 rutas emblemáticas de la ciudad han desaparecido en su totalidad en lo que va de año.

José Alberto Urdaneta, chofer de la ruta de Belloso, contó con pesar que, después de 22 años como transportista, se vio obligado a dejar el oficio.

Desde que tenía 19 años fui chofer de Belloso, con gusto presté el servicio de transporte toda mi vida y, gracias al volante, levanté y logré hacer profesionales a mis hijos. Ya hace cinco meses que no manejo. Primero fueron los cauchos, después la batería, hasta que el motor dejó de funcionar por culpa de un aceite malo que le eché. Ahora vendo café y cigarros frente a mi casa. Esto que estamos pasando nos mató a todos, ya nada es igual sin mi cacharro”.

Del otro lado están los usuarios que pasan hasta tres horas esperando por un autobús, carrito, camión, trencito o hasta grúa que los lleve a sus destinos, y es que la crisis en el transporte los afecta a todos en todas las modalidades, por lo que los zulianos cada vez tienen menos opciones para transportarse.

Erasmo Alián, presidente de la Central Única de Trabajadores del Transporte del estado Zulia, enfatizó que las rutas dejan de funcionar porque los transportistas no tienen para arreglar sus carros debido al alto costo de los repuestos.

Las cifras son alarmantes, según Alian, de 7800 unidades que funcionaban a principios de 2018, solo quedan 2600 en la actualidad, número que va en descenso. Además, denunció que las proveedurías siguen cerradas por orden del Gobierno regional.

Lee también
Las constantes fallas en el suministro eléctrico ponen en jaque al Metro de Maracaibo

Alían alertó de que si no se toman medidas inmediatas hay otras 15 rutas más que corren peligro de desaparecer como San Jacinto y Veritas.

Un calvario

La opción más segura que tienen los usuarios del transporte público en Maracaibo y zonas rurales es caminar. Muchos lo hacen sin remedio, como Zara González. Yo estoy resignada, me paro a las 5:00 de la mañana y camino desde mi casa en el Panamericano hasta el Centro Comercial Galerías para llegar al trabajo. Yo soy peluquera ahí y como tengo que tener presencia me voy de ‘gomas’ para no cansarme con los tacones. Allá me cambio y me arreglo en el baño antes de que abra la tienda. Son más de cuatro kilómetros de ida y vuelta los que esta madre de familia camina a diario para conservar su empleo.

Se estima que, al menos, 900.000 personas se quedan sin transporte público a diario en Maracaibo por la escasez.

Yo me monto en lo que sea porque, lamentablemente, aquí en el centro uno no se puede quedar mucho rato, te atracan. He dejado a un lado el glamour de ser mujer y, a veces, me voy en el techo de un camión de Coca-Cola, que hace viajes en la tarde, cobran 50.000 ‘bolos’, pero prefiero darlos a que me pase algo, me ‘arreguindo’ bien y me encomiendo a Dios, dijo Verónica Zarmientos, quien trabaja como secretaria.

Más ajustes

El alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, anunció que este 1 de junio se realizará una reunión de trabajo con representantes de 80 rutas del transporte público del municipio para discutir y evaluar el ajuste del pasaje en la capital zuliana.

Lee también
Transportistas denunciaron en la AN la crisis del sector: solo están activas 10% de las unidades

La actividad se efectuará en las instalaciones del Palacio Municipal, en la que, igualmente, participarán representantes del Comité de Usuarios y funcionarios del Instituto Municipal de Transporte Colectivo Urbano de Pasajeros de Maracaibo (Imtcuma).

Casanova destacó que se revisarán las tarifas y se evaluará la situación, con miras a concretar un acuerdo sobre el tema. El precio del pasaje, establecido entre las partes en enero de este año, fue de 2500 bolívares el corto y 3000 el largo.

De igual modo, el mandatario municipal recordó que el operativo de fiscalización del cobro del pasaje, iniciado esta semana por la Alcaldía de Maracaibo, se mantiene en el sector la Curva de Molina y en el centro de la ciudad, con el objetivo de preservar el orden y hacer cumplir la normativa establecida en la materia.

El Alcalde recordó, además, que la próxima semana se dará inicio a un censo en Maracaibo, que permitirá regularizar el uso de “chirrincheras” en varias rutas del transporte público, siempre y cuando cumplan con la normativa prevista en materia de tránsito. Se exigirá a los conductores, cuyas unidades sean aprobadas por la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo, que los pasajeros deben ser trasladados sentados durante el recorrido en cada ruta, mientras que los vehículos deben estar en buen estado. A los transportistas se les dará un permiso temporal.



Participa en la conversación