Al menos dos muertos deja operativo policial en la carretera Panamericana

Según el acta policial,Carlos  Beomont falleció en el Hospital Clínico Universitario a las 3:00 pm, luego del operativo policial en la Panamericana. Deja cuatro hijos menores de edad. El más pequeño tiene 3 años y el mayor 10.

Caracas. Contra la cosa pública y contra las personas eran los presuntos delitos por los que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Cicpc acusaba a Carlos Beomont, de 28 años, uno de los muertos en el operativo de múltiples cuerpos policiales el pasado 14 de noviembre en el kilómetro 2 de la carretera Panamericana. “Lo ajusticiaron. Él era un muchacho sano”, cuenta su padre. Los dos eran comerciantes en el Mercado de Coche. “Desde chiquitico trabajaba conmigo. Que vayan al mercado y pregunten quién era él. Se darán cuenta que no tenía problemas con nadie”, agrega.

El Cicpc, en conjunto con funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), realizaron un operativo en este sector para supuestamente desarticular la banda delictiva “Niño Malo”. No obstante, familiares de los fallecidos alegan que sus allegados no pertenecían a este grupo. Calculan que en total fueron casi 200 funcionarios los que se desplegaron en esta vía desde horas de la madrugada. A Beomont, según su esposa, América Medina, lo detienen a las 6:00 am en la calle mientras caminaba hacia el lugar de trabajo. “Lo metieron en un carro y luego no supimos más nada”, cuenta. No lo vieron más. Sospechan que le dispararon en Cochecito.  Según el acta policial, Beomont falleció en el Hospital Clínico Universitario a las 3:00 pm. Deja cuatro hijos menores de edad. El más pequeño tiene 3 años, el mayor 10. Los otros tienen 4 y 8 años. “Estos tipos con sus operativos lo que están haciendo es matando gente y dejando niños sin padres”, dice Medina.

El segundo muerto que constató Crónica.Uno durante este operativo responde al nombre de Adrián José Mendoza, de 19 años. También trabajaba en el Mercado de Coche pero como barbero. Su papá cuenta que lo asesinaron en su hogar a las 5:30 am donde vivía junto a su pareja, quien tiene 9 meses de embarazo. “A la mujer la sacan de la casa y a él se lo llevan a la parte de atrás. Los tipos le pidieron que les buscara una camisa para encapucharlo. Seguidamente se escucharon las detonaciones”, narra el papá. Igualmente, asevera que él no pertenecía a dicho grupo antisocial y, que además, ni siquiera conocía al otro joven que murió.

“Los matan porque esa es la orden del gobierno. Más nada”, asoma una prima de la víctima. Los familiares denuncian que los efectivos incendiaron una casa en esta carretera, específicamente, en el sector El Esfuerzo alegando que funcionaba como centro de operaciones de “Niño Malo”. No obstante, ellos desmienten la versión.

“El dueño de esa casa está en Colombia. Es un señor mayor. Nos dijo que se la cuidáramos pero los policías llegaron y le echaron fuego. Ahí no había nadie. Ese señor tiene años viviendo solo”, cuenta el hijastro de Beomont.

De acuerdo a las autoridades del Cicpc, el líder de “Niño Malo”, Ángel Rafael Pérez, de 24 años, murió el 29 de octubre de este año durante un enfrentamiento. Su pareja, junto a dos menores de edad fueron detenidos. En el reciente operativo en la Panamericana se contabilizan, al menos, ocho detenidos.

“A mi hermano también lo querían matar. Estaba caminando cuando los policías lo agarraron y lo intentan encapuchar con su propia camisa pero, la gente impidió que se lo llevaran. No tuvimos la misma suerte con Carlos. Nadie vio cuando lo agarraron”, dice Medina.

Foto: Crónica Uno / Miguel González

Lee también
Asesinan a un policía durante ataque con fusiles a comisaría en San Félix

Participa en la conversación