El acalde de Caracas, Jorge Rodríguez, anunció que revocaría las licencias de todas las líneas que operan en el terminal de La Bandera que no prestaron servicio durante el día de las elecciones para la Asamblea Constituyente.

Caracas. Desde que se realizó el paro de transporte para exigir aumento de la tarifa el pasado 19 de julio y que luego se prolongó el jueves 20 en apoyo a la convocatoria de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los rumores y amenazas de detención van y vienen sobre la mesa.

Se dijo que sobre Hugo Ocando, presidente del Bloque del Oeste de Caracas y Erick Zuleta, presidente de la Federación Nacional del Transporte, había órdenes de detención, precisamente por las acciones de calle.

La medida no se hizo efectiva. Pero del rumor este lunes pasó a algo más concreto que alborotó el avispero en el gremio del transporte público: el alcalde del municipio Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, manifestó que revocaría las licencias de todas las líneas que operan en el terminal de La Bandera que no prestaron servicio durante el día de las elecciones a la Asamblea Constituyente.

“Salen todas, todas”, dijo en una rueda de prensa televisada.

La delcaración puso en guardia a los líderes del sector, según informó una fuente, pues para nadie es un secreto que el manejo del llamado a paro ha tenido posiciones encontradas entre quienes se han sentado en las mesas de negociación con el Gobierno.

De hecho, antes del paro les ofrecieron camionetas y luego de esta acción hubo algunos beneficiados.

El 26 de julio, cuando la MUD convocó para otro paro de 48 horas, muchos de los choferes —principalmente del Bloque del Este— y de las que van de Catia a Chacaíto, no asumieron la convocatoria.

Ese día el presidente de la República, Nicolás Maduro, entregó en un acto realizado en el Paseo Los Próceres, cerca de 410 unidades de transporte, 190 motos, 2500 pensiones a conductores de taxis, mototaxistas y autobuses de diferentes partes del país.

Lee también
Trancas y paro de transporte en varios puntos de Caracas

Además, otorgó 600 créditos para la reparación de vehículos.

Viendo eso, muchos no apoyaron el paro. Pero ya las cartas estaban echadas y nuestros líderes en la mira, citó el declarante, a quien se le resguarda la identidad.

Luego de los anuncios del alcalde de Caracas, se calientan de nuevo los motores, pues las tarifas siguen en el limbo —aunque hay choferes que ya cobran Bs. 300— y persisten las amenazas en contra de Zuleta y Ocando.

Se supo además que las bases de todo el país se reunirán en las próximas horas para acordar acciones en defensa del gremio y para pronunciarse en contra de la Constituyente.

Foto: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación