Pese a que no hemos llegado a la época de sequía, ya tres hectáreas de Cachimbo se quemaron hace 15 días por falta de mantenimiento en la montaña. El sindicato de Inparques pide tomar previsiones para octubre al nuevo director del ente.

Caracas. Las dos mil hectáreas que se quemaron en el Waraira Repano en 2015 no fueron suficientes para que el Instituto Nacional de Parques (Inparques) tomara las precauciones necesarias para evitar que el pulmón vegetal caraqueño vuelva a consumirse por las llamas. Hace 15 días, se quemaron tres hectáreas en Cachimbo porque el cortafuegos no tuvo mantenimiento, denunció el Sindicato Único de Empleados Públicos de Inparques.

Marlene Sifontes, miembro del Sindicato, explicó que el nuevo director del ente, Jorge Molina, debe saber que este año se vuelve a estar propenso a no poder combatir el fuego en la época de sequía porque las construcciones del Teleférico han dejado tuberías rotas en la montaña, específicamente en Papelón, por lo que hay fallas en los sistemas hídricos.

Los guardaparques continúan sin radios y solo hay dos vehículos de tracción que manejan los cabecillas de los Bomberos Forestales para su uso personal. Solo hay un camión cisterna de 16.000 litros disponibles, mientras que los de 10.000, 5000 y 2500 litros continúan inoperativos desde el año pasado.

Tampoco hay motosierras, podadoras ni limas para afilar machetes, agrega Sifontes. Los puestos de guardaparques de Papelón y Catuche los han robado tres veces este año. Mientras que el del Fortín está completamente abandonado.

Lee también
Animales y obreros son los más afectados por la directiva de Inparques

De 25 bomberos disponibles para cubrir las 89.000 hectáreas del Ávila, ahora hay 50 pero sigue siendo insuficiente el personal.

En 2014, el entonces vicepresidente para el Desarrollo Territorial, Elías Jaua, anunció el Plan de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Parques y que el dinero aprobado debía cubrir la protección de 17 millones de hectáreas en 65 parques del país. De ese dinero, 73,8 millones bolívares y 15,4 millones de dólares serían para la compra de equipos de guardaparques y bomberos forestales (150 kit de herramientas, 450 uniformes, 113 vehículos,  25 cisternas, 237 motos y 28 embarcaciones y un helicóptero). El dinero no se ha invertido.

“Aún el clima nos ha tratado bien, pero para el periodo de octubre se deben tomar previsiones y alertar al nuevo presidente que no se hizo mantenimiento al cortafuegos”, dijo Sifontes.

Foto referencial



Participa en la conversación