Cuatro cavas para refrigerar cadáveres se encuentran fuera de servicio. Son al menos 100 cuerpos en estado de descomposición. Los trabajadores no cuentan con insumos para realizar su trabajo, carecen de tapabocas y guantes.

Valencia. Olores nauseabundos, moscas y animales rastreros son los que reinan en la Morgue del Hospital Dr. Enrique Tejera (Chet) y de la patología forense del Cuerpo Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). El lamento de los familiares se esconde detrás de los pañuelos que utilizan como tapabocas.

Deudos de los fallecidos deben esperar entre 24 y 48 horas para que se les entregue el cuerpo. La mañana de este viernes al notar la presencia del equipo de Crónica.Uno, los parientes en espera se mostraron apáticos a declarar pues manifestaron que ello podría retardar los trámites.

Entre las personas, un adulto mayor —que no quiso identificarse por seguridad— manifestó que llevaban más de 24 horas esperando para la entrega del cadáver de su familiar. La razón: el médico patólogo estaba ausente.

El diputado Leandro Domínguez (UNT) acudió al lugar para realizar una inspección y constatar el estado en el que se encuentran las morgues, no pudo tener acceso pues la directiva de la Chet no otorgó los permisos.

Lee también
Tres niños internados en cuidados intensivos de la Chet podrían perder la vida por falta de electricidad

Sin embargo, el parlamentario indicó que cuatro cavas se encuentran fuera de servicio. Además, contabilizó al menos 100 cuerpos que están en proceso de descomposición. Trabajadores de esa área aseguraron a Domínguez que no cuentan con los insumos necesarios para realizar el trabajo.

No tienen tapabocas, guantes, ni desinfectantes, ellos se han declarado en emergencia porque hay trabajadores que se han enfermado por la contaminación, declaró el parlamentario.

Denunció que la falta de patólogo ha llevado a que una “mafia” se apodere del lugar, cobran entre 13 y 17 millones de bolívares para entregar los cuerpos.

Alertó que ante esta situación, se estaría llegando al umbral de una crisis sanitaria, por lo cual hizo un llamado a las autoridades de Insalud y al gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, a que deben tomar acciones para minimizar los embates de la insalubridad. Entiendo que el gobernador tomó las riendas de un estado devastado, pero debe declarar la emergencia sanitaria.

Foto: Leomara Cárdenas


Participa en la conversación