Del chavismo surge una izquierda crítica que condena la discriminación del CNE en la convocatoria a renovar los partidos. El PCV evaluará en abril deslindes con el gobierno de Maduro, aunque no habrá ruptura con el proceso revolucionario.

¿Pasarán a la clandestinidad y, por ende, a la oposición? es la incógnita a despejar. Redes, PPT y VBR se descargan ante los planes de convertirlos en apéndices del PSUV, los Clap y la muerte del Polo Patriótico.

Caracas. Si Nicolás Maduro busca una oposición, ya comienza a tenerla desde el mismo seno del chavismo. No se trata de Marea Socialista o Aporrea que se alzaron en 2014 contra Maduro; el PSUV y el entorno presidencial; ni a los más de 61 movimientos políticos que, en 2015, se les negó el derecho a convertirse en partidos. Las quejas salen del “Gran Polo Patriótico”, de los partidos que con sus votos lograron las victorias de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, de gobernadores y alcaldes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Desde que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció en 2016 la renovación de partidos, las fisuras en el oficialismo aumentan y vaticinan un “desenlace fatal”. El Partido Comunista de Venezuela (PCV), Redes, PPT y Vanguardia Bicentenaria Republicana están molestos con Miraflores por esta reactualización de partidos que, si bien provino del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y fue acatada por el CNE, saben que su origen son las esferas del Poder Ejecutivo.

De los 9 partidos del Polo, solo el Movimiento Revolucionario Tupamaro y Unión Popular Venezolana aceptan ir a la revalidación de la militancia.

José Pinto, secretario general de Tupamaro, adujo: “Vamos a asistir porque eso está en la Ley, una Ley que viene del pasado, de los gobiernos adeco-copeyanos. No es una Ley nueva. Este proceso es totalmente legal. Se hizo en 2010 pero no participamos porque obtuvimos más de 1 %.

En 2015, por ejemplo, en 4 estados sacamos más de 1 % lo que significa que en esos estados estamos ya validados. Necesitamos validar inclusive en cinco estados. En 2015, fuimos con nuestra propia tarjeta, símbolos y colores. El PCV superó en cinco estados 1 % y 0.87 % en más de un estado, así que no tienen que validar absolutamente nada”.

PCV: ¿Clandestino y en la oposición?

En los próximos días, el PCV pasará a jugar un rol más radical frente al gobierno de Maduro, pues convocó al XV Congreso en abril que debatirá varios puntos; el más polémico: marcar distancia de la actual gestión.

Entre el 11 y 12 de febrero del año en curso, se efectuó el XXXVII Pleno del PCV, que condenó las posturas del PSUV frente a la alianza, su “silencio” ante el proceso convocado por el CNE, y criticó las políticas económicas, en especial las entregas “reformistas” que salen del Palacio de Misia Jacinta. En ese cónclave, los comunistas decidieron que el Congreso debe debatir si pactan con otros partidos para postular candidatos a las gobernaciones o se deslindan de Maduro, de una vez por todas.

El secretario general del PCV, Oscar Figuera, explicó que el Congreso evaluará las políticas del partido en los años venideros, la lucha de clases y sus contradicciones, el contexto actual internacional y nacional y la agresión del “Imperialismo”. “Revisaremos nuestra relación con las fuerzas revolucionarias y el papel frente al gobierno que será siempre de autocrítica, pero no generará ruptura”, afirmó.

El PCV tiene como objetivo construir “una nueva hegemonía política” en el poder popular, por lo que se apoya en el Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (Fnlct) que, junto con la Corriente Cruz Villegas, acompaña los reclamos de los obreros públicos y privados, y es un gran aliado en las “batallas próximas” electorales, jurídicas o “en campo que sea”;  así como en la lucha ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que anule la Ley de Partidos, que data de 1965, y elimine la renovación de partidos. El Fnlct, por ejemplo, se adhirió al recurso contra el CNE en el TSJ el 9 de marzo.

“En la legalidad o clandestinidad, el PCV lucha por los trabajadores y no necesita una tarjeta electoral para hacerlo. Si es por vía electoral, buscaremos alianzas”, expresó Carlos Aquino, director de Tribuna Popular.

Temas que dividen al chavismo

Las críticas contra el oficialismo salen de los principales aliados del PSUV, en los siguientes temas:

  1. Relegitimación de partidos

PCV

“Los comunistas no se someterán a las Normas de Renovación de Nóminas de Inscritos en Organizaciones Políticas porque contienen parámetros inaceptables para la dignidad y seguridad de una organización revolucionaria”, afirmó Carlos Aquino.

Las razones: “En primer lugar, la Ley de Partidos surgió en 1963, fue creada por Rómulo Betancourt para controlar los partidos; en segunda instancia, las normas pervierten la relación natural partidos y militancia, y entre el CNE y los partidos al obligar a sus seguidores a registrarse directamente en el organismo comicial. En tercer lugar, existe el peligro de que se publique la lista de la militancia lo que constituye un peligro real para la estabilidad laboral y seguridad personal de los militantes del PCV y las fuerzas revolucionarias”.

Ante la Sala Electoral del TSJ, los comunistas exigieron: 1) Se declare la nulidad, por razones de inconstitucionalidad, del artículo 25 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones, porque carece de valor jurídico al ser contrario a la Constitución y crear una desigualdad inadmisible en la República y, por lo tanto, su nulidad se impone por razones de asepsia jurídica. Y 2) Suspenda cautelarmente la aplicación del artículo 25 de la Ley de Partidos, mientras dure la tramitación del presente recurso, y, en consecuencia, ordene al CNE la suspensión provisional del Proceso de Renovación de las Organizaciones con Fines Políticos […].”

En el escrito, advierten: “Si el TSJ no decide a favor, se estaría atentando contra los principios constitucionales referidos a que el Estado garantizará ‘[…] conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. […]’ [artículo 19]; que ‘Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos […]’ [artículo 62]; y, que ‘Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección. […]’ [artículo 67]; además de lo establecido en la propia Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en lo concerniente a que éste ‘[…] garantizará la supremacía y efectividad de las normas y principios constitucionales’ [artículo 4].

“El CNE se extralimitó abusivamente con nuevos parámetros que desnaturalizan la relación del Poder Electoral con los partidos y de estos con sus militantes, al establecer que la militancia ya no se registra en su organización sino directamente ante el CNE; y, al pretender publicar las listas de los miembros que se registren, se pone en riesgo la estabilidad laboral y la seguridad personal de la militancia, ya que la derecha neofascista y los patronos podrán arremeter con lista en mano contra las y los comunistas y revolucionarios”.

Lee también
Siete grupos en el Gobierno se reparten el control político y económico

REDES

El secretario general de Redes, Juan Barreto, alegó en el máximo juzgado: “La renovación de partidos generará un daño irreparable al país. Amenaza la paz al lesionar los derechos a la asociación política, a la protección de los datos de la militancia. Sacrifica libertad pública, por lo que el TSJ debe proteger a los ciudadanos”. Sostuvo que obligar a los partidos a exponer a la militancia lesiona intereses de los ciudadanos.

PPT

El Secretariado Político Nacional de PPT acordó el 12 de febrero que rechazan el proceso del CNE contra los partidos.

“El Poder Electoral generó una irregularidad que lesiona el principio de igualdad ante la ley, con lo cual se cercena el derecho a la participación política en condiciones de igualdad y en contraposición de la decisión del TSJ, en sus sentencias 01, 415 y 878 de mayo de 2016”, criticó el concejal pepetista, Vladimir Miró.

El secretario político de PPT, William Rodríguez, apuntó:

“La renovación deja en claro las contradicciones y preferencias que en sectores del PSUV se entreteje y se impone y cómo perdonan a partidos de la derecha, como AD, Copei, PJ, UNT, CR y VP, y castiga a los partidos de la revolución”.

La secretaria de Organización de PPT, Ilenia Medina, calificó la resolución del árbitro electoral como “expresión de injusticia y discriminación” y que las actuaciones del TSJ han sido “ilegales e injustas” porque favorecen a partidos de la MUD, y no al Polo. “Sería aberrante que el TSJ desconozca nuestros derechos”, indicó.

El secretario general de PPT, Rafael Uzcátegui, dijo: “PPT va a existir porque así lo decidimos; con o sin registro electoral. En todo caso, daremos la batalla jurídica por existir. Nunca abandonaremos ningún espacio democrático, ni lo cederemos. La única manera que no estemos es que nos disolvamos y eso no ocurrirá”.

Vanguardia Bicentenaria Republicana

Resolvieron en una asamblea nacional no convalidar la renovación por considerarlo “a todas pruebas inconstitucional”. Espera una rectificación del TSJ y CNE. En caso de ir a elecciones, se unirán al Frente Bolivariano Alternativo.

“Vamos a defender nuestra legalidad. Vemos con mucho cuidado a la renovación. Este reglamento basado en una sentencia deja mucho que desear: tiene vicios de inconstitucionalidad porque ataca la representación de las minorías. Políticamente es un retroceso porque privilegia a dos grandes polos políticos. Volvemos al bipartidismo que estaba superado”, afirmó Eustoquio Contreras, secretario general de VBR.

A su vez, VBR califica de “intimidatorio” el uso de captahuellas para registrar a la militancia: “Es absolutamente contrario el espíritu de la autonomía de los partidos políticos, que sea el órgano rector electoral el que rija la vida de la militancia”.

“Antes y me duele mucho —manifestó— que en revolución se estén viendo estos actos autoritarios cuando en la democracia representativa ya superada era más fácil que ahora registrar un partido político. Me duele pero tengo que reconocerlo. Este proceso de por sí ya ha producido muchas heridas que van a tardar en curarse y puede traer modificaciones en el cuadro político interno del país. El chavismo de izquierda es la gran víctima. VBR acompaña en las instancias administrativas y jurisdiccionales los recursos del PCV,  Redes y PPT”.

Lee también
PCV al TSJ: Suspenda eliminación de partidos o habrá “daño de difícil reparación” (y III)

2) Comités de Locales de Abastecimiento y Producción:

El PCV teme que estas instancias desplacen a las organizaciones del Poder Popular, como las comunas o consejos comunales. “Los Clap deben ser democratizados, con la participación de las comunidades, trabajadores; que sean electos por las comunidades, no solo la participación de la militancia del partido de gobierno. El Poder Popular debe construirse desde las bases de nuestro pueblo, no mediante la subordinación de instancias burocráticas del Estado”, alertó el diputado Yul Jabour.

3) Eliminación del Polo:

PCV: “Hoy en día, el GPP-SB es un instrumento prácticamente paralizado. No se reúne, ni está discutiendo las políticas, los problemas nacionales e internacionales; no cumple su papel de articulación entre los partidos y movimientos”, reclamó Yul Jabour.

PPT: “Sería una mentira decir que hay unidad en el Polo; funciona a medias; no de plenamente. Hay factores que no le dan la importancia; Maduro se la da; el PSUV no”, se quejó el secretario general de PPT, Rafael Uzcátegui.

El Secretariado Nacional de PPT lamentó el desprecio del PSUV a la alianza; deploró cómo destruyen sus murales, amenazan a cuadros en las regiones y despidan a su dirigencia de los trabajos en el gobierno.

“Lo más complejo de estos momentos es la casi imposibilidad de entendernos con la dirigencia del PSUV. Hay una tendencia del PSUV, en los momentos más difíciles, de encerrarse en sí mismo. Grave error. Es nuestro deber como revolucionarios velar por nuestra patria y es obvio que no necesitamos autorización de nadie para actuar. El Gran Polo, hechura de Chávez, se está quedando en el camino. Eso es muy peligroso. ¿A quién le conviene? El encierro del PSUV en las alturas del poder y las responsabilidades de gobierno podría ofrecerles lecturas distorsionadas de la realidad”, denunciaron en el editorial No.19 “¡Luchar hasta vencer!”, publicado en La Mecha Azul, 6 de marzo.

Foto: AVN


Join the Conversation