La economía está en hiperinflación desde hace un año, lo que evapora el salario de los venezolanos e impacta en el consumo. Un salario mínimo de 4500 bolívares soberanos no alcanza ni para un kilo de café.

Caracas. Por los prolongados desequilibrios de la economía el país enfrenta una hiperinflación que impacta en los ingresos de las familias venezolanas y limita su capacidad de compra de bienes esenciales.

Los precios de los productos de la canasta básica se han disparado con velocidad y en 12 meses registraron incrementos de hasta 700.000 %, de acuerdo con los datos recopilados por Crónica.Uno en recorridos a mercados municipales y supermercados.

Con el alza de los precios, aquellos que devengan un salario mínimo de 4500 bolívares soberanos no pueden comprar un kilo de café, que cerró 2018 en 5800 bolívares soberanos.

A noviembre la canasta alimentaria ascendió a 44.954 bolívares soberanos, por lo cual un trabajador necesitaba de 10 sueldos básicos para atender sus gastos básicos en comida. En 11 meses la inflación acumulada fue de 702.000 %, según los cálculos de la Asamblea Nacional.

La data evidenció que en 2018 hortalizas como el tomate registraron aumentos de 700.000 % , la cebolla y el pimentón subieron 300.000 %. Otros productos como pollo, huevos o queso, tuvieron aumentos superiores al 200.000 %.

Los más costosos

Data: Crónica Uno
Foto: Archivo Crónica Uno
Lee también
Sector comercial sigue amenazado por la falta de servicios públicos

Participa en la conversación