Amnistía Internacional exige liberación inmediata de 59 colombianos presos en Venezuela

La ONG Amnistía Intencional publicó el documento en su portal web en el que denuncian que los ciudadanos del vecino país han sido sometidos a la violación del debido proceso, por lo que piden su liberación inmediata.

Caracas. El pasado lunes la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) emitió un boletín de acción urgente para alertar sobre la situación de 59 ciudadanos colombianos los cuales se encuentran detenidos en Venezuela desde septiembre de 2016, exigiendo su liberación por parte de las autoridades venezolanas.

En el texto, publicado en su portal web, la ONG destaca que los colombianos (58 hombres y 1 mujer) fueron detenidos en diversas fechas desde el 21 de agosto hasta el 5 de septiembre de 2016 como parte de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) llevada a cabo en distintas zonas de Caracas.

De igual forma señalan que tras la detención de 92 ciudadanos colombianos el presidente Nicolás Maduro se refirió al tema asegurando que se había desmantelado un campamento de “paramilitares” a menos de 500 metros del Palacio de Miraflores, esto a pesar de que no se les imputó ningún cargo relacionado en los dos años que siguieron al arresto.

Tras la deportación de varios de ellos, la cifra se redujo hasta los 59 que en noviembre de 2017 recibieron una medida de libertad por parte de un tribunal de control, esa misma medida nunca fue cumplida y fue finalmente revocada el 21 de noviembre de 2018 por el Tribunal Supremo de Justicia, manteniendo a los colombianos detenidos en la sede de la Policía Nacional Bolivariana en La Yaguara.

Lee también
El Gobierno ha incumplido 70% de las metas de su Plan Nacional de Derechos Humanos

Amnistía Internacional agrega que desde su detención no solo no se ha presentado ninguna orden de arresto, sino que tampoco se les ha imputado ningún delito, y que la excusa de las autoridades para mantenerlos en reclusión se debe a “irregularidades migratorias”, algo que rechazan ya que muchos de ellos poseían documentos de identificación emitidos por el Saime.

La ONG sostiene que durante el tiempo que han estado detenidos, los colombianos han sido expuestos a condiciones insalubres, se les ha negado el acceso a agua potable y se les ha hecho dormir a la intemperie. Además señalan que muchos de ellos han padecido enfermedades por las que no recibieron atención médica.


Participa en la conversación