En el mes los precios tuvieron una variación diaria de 2,4 %, estimaron los diputados. Los costos de los alimentos se aceleraron 200 %.

Caracas. A las familias diariamente el ingreso se les queda corto frente a la escalada de los precios. Los cálculos de la Asamblea Nacional  revelan que en mayo la inflación fue 110,1 %.

El índice nacional de precios al consumidor que estiman los diputados ante la ausencia de data por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), muestra que la inflación acumulada en cinco meses ascendió a 1995,2 % y en un año la variación fue 24.517 %.

En el mes la inflación diaria fue de 2,4 %, estimaron los parlamentarios. El diputado José Guerra indicó que, de mantenerse una variación intermensual de 100 %, ya hacia fines del tercer trimestre del año los precios serán de 100.000 %.

El comportamiento de la inflación se debe a que existe una baja oferta de bienes por las restricciones que enfrenta la producción, y en paralelo, el BCV imprime más bolívares para atender las necesidades del sector público. En mayo, esa fabricación de dinero se disparó por las elecciones presidenciales. Durante la campaña, el Gobierno aprobó ajustes salariales y entregó bonificaciones, y los créditos adicionales para atender esos compromisos laborales superaron los 200 billones de bolívares.

Ese desequilibrio genera más presión en los precios y los ingresos de los ciudadanos se pulverizan.

En el resultado de la inflación lo que más impacto fue el incremento en los costos de los alimentos y las familias destinan la mayor parte de su dinero a la adquisición de esos rubros básicos.

Lee también
Falta de agua compite con la escasez de insumos en hospitales de Caracas

El diputado Ángel Alvarado indicó que la inflación de alimentos fue 200 % y “en lo que la gente necesita hay mayor presión”.

En diciembre un cartón de huevos estaba en 230.000 bolívares, hoy los ciudadanos tienen que cancelar 3 millones de bolívares. Monto que supera al salario mínimo más el bono de alimentación que es 2,5 millones de bolívares.

A fines del pasado año, Ecoanalítica determinó que en la canasta básica de los más pobres los alimentos tienen un peso de 90 %, de manera que en esos estratos lo más importante es la comida. Por tanto, la aceleración en los precios de los alimentos impacta con fuerza.

El presidente de la Comisión de Finanzas, Rafael Guzmán, apuntó que para controlar la hiperinflación se requiere la ejecución de medidas como la eliminación de los controles y del financiamiento monetario e incremento de la producción.

Foto: Archivo Crónica.Uno



Participa en la conversación