El Parlamento rechazó el decreto aprobado este martes que exige a los demás poderes “subordinarse” a las decisiones de la ANC.

Caracas.  La Asamblea Nacional (AN) aprovechó el cambio de lugar de sesión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y sesionó este miércoles en el Palacio Federal Legislativo. Durante el debate se aprobó un acuerdo en el que se rechaza el documento aprobado por la ANC este martes, que señala que todos los poderes deben subordinarse al ente surgido por iniciativa presidencial y refrendado en las cuestionadas elecciones del 30 de julio. “(Acordamos) deplorar el cinismo de la pseudoconstituyente que exige subordinación de órganos legítimos a pesar de que obedece a un dictador”, indicaron los parlamentarios en el texto aprobado.

El acuerdo reitera que la ANC es inconstitucional, por no haber sido consultada al pueblo, señala que los actos de esta son nulos y se llama a los ciudadanos a mantener la “resistencia pacífica y activa” en contra del Gobierno y la Constituyente. “Se trata de un golpe de Estado para subvertir los principios republicanos”, aseveró el diputado de AD, William Dávila, quien presentó el acuerdo a la plenaria.

Antes de la sesión la atención se centró en el estado del Palacio Federal Legislativo luego de dos sesiones de la ANC. Luego de las denuncias de daños al Salón Elíptico, esta vez los trabajadores señalaron que también se dañó el hemiciclo protocolar, ubicado al lado del hemiciclo de sesiones, luego de que el Gobierno introdujo a más de 500 constituyentistas a un salón que no tiene capacidad para ese número de personas.

Sin embargo, estos daños no pudieron ser comprobados, pues funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) pusieron una pared móvil de madera, para impedir la entrada al lugar o la visión del interior del salón. “Aquí no ha habido ninguna convivencia, pero el Gobierno quiere hacer ver que es así”, indicó una fuente de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Lee también
MUD: No reconocemos resultados en donde no hemos terminado el conteo de actas

El diputado William Barrientos (MUD) denunció este miércoles el robo de varios equipos de la AN: Más de 80 micrófonos de alta tecnología, cajas para transmisiones, antenas, cables, receptores y radios con sus equipos y sus bases, así como micrófonos de alta resolución, entre otros instrumentos. Añadió que varias cerraduras fueron taladradas para acceder a la cocina y a otros salones del Palacio Federal y que los baños quedaron “en pésimas condiciones”.

“Todo esto ocurre bajo la mirada complaciente de una Constituyente espuria, desconocida por la comunidad internacional y por el pueblo venezolano”, comentó. Precisó que cinco funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) impiden la entrada de los diputados de la Unidad al Salón Protocolar, además del paraban de madera que obstaculiza la entrada. “Todas estas instalaciones son patrimonio del Palacio Federal Legislativo, donde hay cuadros antiguos y de gran valor histórico, además del Acta de la Independencia”, expresó.

Un paraban de madera impedía la visión y el paso al hemiciclo protocolar. Foto: Carlos Crespo

En la mañana, los periodistas fueron brevemente retenidos en la entrada por la GNB. Algunos seguidores del Gobierno se volvieron a concentrar en este lugar, aunque esta vez solo se limitaron a insultar a los diputados que entraban a la sesión. La AN también aprobó un acuerdo de agradecimiento a los países que se han manifestado en contra de la ANC y pidieron a la comunidad internacional mantener la presión en contra del Ejecutivo. “El pueblo de Venezuela debe saber que no está solo”.

Durante la sesión se incorporó el diputado Marcos Padovani, quien asumió la curul del diputado por el estado Sucre, Rafael Rodríguez. En la sesión también fue evidente la ausencia de un contingente importante de diputados y la asistencia no superó por mucho el quorum requerido (83 legisladores) para iniciar la sesión.

Lee también
MUD: CNE busca generar abstención con reubicación de centros de votación

Cuestionario a Smartmatic

El presidente de la comisión especial que investiga el “fraude electoral” de la ANC, Ángel Medina, informó que esa instancia remitirá un cuestionario a la empresa Smartamtic, luego de que esta denunciara la manipulación de los resultados dados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) el 30 de julio. “No se trató sólo de un fraude, sino que también se violó los derechos de los mismos candidatos”.

Indicó que la instancia se reunió con expertos electorales. Del encuentro se concluyó que el CNE sólo hizo 4 de las 19 auditorías que suelen realizarse para otros proceso electorales y que se debilitaron controles como el uso de la tinta indeleble. Medina añadió que también está contemplado citar a declarar a personal de la Junta Nacional Electoral, instancia presidida por la rectora Tibisay Lucena.

Foto: Francisco Bruzco



Participa en la conversación