Con una tarifa base de 2000 bolívares, conductores, Comité de Usuarios y Mancomunidad del Transporte, acordaron la entrada en vigencia este lunes de un nuevo costo en la tarifa para trasladarse en autobús. Usuarios aseguran que con el nuevo monto gastarán hasta 10.000 bolívares diarios, para trasladarse tan solo desde su casa al trabajo.

Barcelona. Además de un aguacero madrugador que dejó sin servicio eléctrico a varias comunidades, los habitantes de la zona norte de Anzoátegui amanecieron con la noticia de un nuevo aumento en el precio del pasaje del transporte público.

La nueva tarifa viene a sincerar el costo legal fijado a finales del año pasado, el cual se estableció en 700 bolívares. Sin embargo, los trabajadores del volante decidieron hacer varios aumentos unilaterales que llevaron el valor del ticket para abordar los buses a un precio entre 1000 y 1500 bolívares, argumentando que la inflación y el incremento de los insumos hacía imposible mantener operativas las unidades con un pasaje en 700 bolívares.

Tras celebrar varias reuniones la semana pasada, transportistas, representantes del Comité de Usuarios y la Mancomunidad de Transporte Urbano, acordaron la entrada en vigencia, este lunes, de un precio base de 2000 bolívares.

Será «base», en virtud de que las líneas establecieron una gama de tarifas derivadas de los diferentes recorridos que realizan en las rutas y dependiendo del tipo de vehículo que se emplee para ejecutar el traslado.

Si el usuario utiliza un bus convencional de 24 puestos, su tarifa quedó fijada en Bs. 2000, si se desplaza en una camionetica, el precio a pagar será de Bs. 5000 y si es en carritos de cinco puestos, el valor del viaje estará entre 4000 y 7000 bolívares, dependiendo de la ruta.

El aumento representa un nuevo golpe al ya aporreado bolsillo de los usuarios. Rafael Jimenez es uno de esos pasajeros a los que la noticia le cayó como un balde de agua fría:

«Este aumento significa que yo tendré que gastar 10.000 bolívares diarios solo de mi casa al trabajo y sin derecho a desviarme. Ahora sí es verdad que no sé cómo voy a hacer porque si conseguir efectivo es rudo, imagínate ahora que si a eso le sumas que lo máximo que te da un telecajero es precisamente esa cantidad, todo se complica«, refirió.

Lee también
Transporte público en Maracaibo trabajará solo tres días a la semana

Trabajo a pérdidas

Nestor Martínez, miembro del Sindicato Único de Transportistas del estado Anzoátegui, sostiene que llevar adelante el negocio del transporte se ha vuelto cuesta arriba, dado el elevado costo de los insumos que requiere una unidad.

«Nosotros prácticamente estamos trabajando a pérdidas, realizar el cambio de aceite de una unidad tipo Diesel sale alrededor de 20 millones de Bolívares, y ese cambio se hace una vez al mes. Cuando sacamos las cuentas, prácticamente trabajamos por amor al arte«, dijo.

Martínez asegura entender la molestia de los usuarios pero señala que con una flota paralizada en 80 %, es imposible mantener en un costo tan bajo el pasaje.

Nosotros acordamos esperar 90 días a partir de la entrada en vigencia de la tarifa para hacer una nueva revisión en el precio, sabemos que es complicado por la situación del efectivo pero qué podemos hacer, si no nos tendremos que parar y no porque queramos«, sentenció.

Williams Rodriguez trabaja para la ruta Caribes que cubre el trayecto entre el sector Las Casitas de Barcelona hasta Puerto La Cruz.

Rodriguez aseguró que ya no realiza el mismo patrón de recorridos con la finalidad de alargar la vida de su camionetica.

«Yo antes realizaba hasta seis vueltas al día, ahora reduje eso a la mitad y tres días a la semana, un caucho me cuesta casi 20 millones, yo no cubro esos costos así de fácil«, dijo.

Los conductores a la par del aumento, declararon una hora cero, motivado a la escasez de repuestos que presenta la proveeduría del transporte, la cual aseguran «nunca tiene nada».

Foto: José Camacho


Participa en la conversación