Este cuarto aumento, concretado esta semana, deja a quienes viven en Barcelona y trabajan en Puerto La Cruz pagando hasta Bs. 2000 por un viaje de solo ida, a lo que deben sumar mínimo Bs. 500 por los traslados dentro de un mismo municipio.

Barcelona. El cuarto aumento en el precio del pasaje del transporte público, concretado hace una semana, ha dejado con dolor de cabeza a más de un anzoatiguense.

En una zona urbana donde la mayoría de los transeúntes debe subirse hasta en tres colectivos para llegar a su destino, el incremento en 100 % del boleto básico, al pasar de Bs. 250 a Bs. 500, representa un duro golpe al bolsillo para la gran mayoría de los usuarios quienes han tenido que enfrentar, en lo que va de año, cuatro alzas en el precio del pasaje: Bs. 80, 150, 250 y ahora 500.

Si bien el precio base es de Bs. 500, en la conurbación —que alberga a los llamados municipios de la zona norte (Bolívar, Sotillo, Urbaneja y Guanta)— se pueden conseguir hasta cinco tarifas distintas, las cuales hacen que los costos se incrementen en demasía.

Las líneas que cubren el trayecto de 14 kilómetros que va desde Barcelona hasta Puerto La Cruz cobran Bs. 500 en buses de más de 24 puestos, en las llamadas busetas (camioneticas) el precio se eleva a Bs. 1200 y carros de cinco puestos suben la tarifa a Bs. 2000. La que presta el servicio desde Barcelona hasta Urbaneja (Lechería) tiene una tarifa de Bs. 1000, sin contar los desvíos a los que se les suma una recarga adicional, los que van a la zona alta de Puerto La Cruz cobran Bs. 2000 por el servicio.

La llamada “locura de precios” en el pasaje ha afectado principalmente a trabajadores como el vigilante Pedro Alcalá, quien afirma que más de la mitad de su sueldo se va en pasaje motivado a la distancia que debe recorrer para llegar hasta su lugar de guardia.

Si mi turno es de día, fácilmente gastó Bs 1000 diarios en pasajes, cuando me toca el turno de la noche es cuando mi bolsillo sufre. Desde mi casa llego a la Plaza Bolívar (Barcelona) con Bs. 500, pero desde allí hasta la residencia donde trabajo tengo que pagar Bs. 1200, porque los autobuses solo trabajan hasta las 5 de la tarde y después de esa hora es que funcionan unos carritos piratas que hacen su agosto.

Para mitigar un poco el costo, los habitantes de la zona norte se han decantado por usar la opción del Sistema de Bus de Tránsito Rápido (BTR), instaurado por el Gobierno, en el cual se cancelan Bs. 100. Sin embargo, este solo un cubre un trayecto lineal y si se quiere ir a la zona comercial de cualquiera de las cuatro ciudades, igual se debe tomar el transporte público.

A Alberto Blanco, quien trabaja como obrero, el reciente aumento de pasaje lo ha llevado a pensar en renunciar a su trabajo formal y dedicarse a trabajar por su cuenta. Sostiene que se le hace insostenible el costo actual del pasaje.

Me puse a sacar cuentas y no puedo seguir trabajando en las actuales condiciones. Si gasto Bs. 3000 diarios, eso sería más de 100.000 al mes solo en pasaje y si a eso le sumas el costo de la comida todo se vuelve una locura. Se escucha contradictorio pero es la realidad, acudir al trabajo golpea duro mi bolsillo.

Lee también
Aumento del pasaje puso a pelear a usuarios y choferes

Transportistas piden comprensión

Choferes señalan que el pasajero los trata como enemigos con cada aumento de pasaje. Sin embargo, sostienen que ellos también son víctimas de los efectos inflacionarios.

Los cauchos y repuestos aumentan a diario. Un caucho te puede valer fácil 10 millones de bolívares, el cambio de aceite, los frenos que es lo que más se desgasta, acudimos a las proveedurías del Gobierno pero son una burla, nunca hay nada. Muchos no somos dueños de los autobuses y terminamos llevando poco a la casa, entendemos la situación pero cómo hacemos, sostiene Juan Yaguaracuto, conductor de la línea Upaca.

La pesadilla no parece terminar para los orientales. El vocero del sindicato de trabajadores del transporte en Anzoátegui, Nestor Martínez, afirmo que directivos de las principales líneas, mancomunidad de transporte y comité de usuarios se reunirán en los próximos días para discutir una nueva alza del transporte.

Aunque no dio la fecha exacta para la entrada en vigencia de una nueva tarifa, en la entidad es costumbre que el precio del pasaje se incremente en el mes de diciembre.

Fotos José Camacho



Participa en la conversación