Centros de sufragio vacíos constituyeron el panorama que predominó este domingo durante el desarrollo de las elecciones a concejales en Anzoátegui. Actores políticos y representantes de organismos públicos indicaron que la abstención fue la gran protagonista, al ubicar el porcentaje de participación en la entidad en aproximadamente 30 % del total del padrón electoral.

Barcelona. Desolados. Así lucieron los centros de votación en la zona norte de Anzoátegui, durante la jornada de elecciones a concejales celebrada este domingo 9 de diciembre en todo el país.

Los centros estuvieron vacíos todo el día

Si hay una palabra exacta que describe el proceso vivido hoy en la zona urbana de la entidad, esa es apatía. La poca afluencia de votantes se mezcló con el poco aroma decembrino que se respira en las calles de la también llamada “Gran Barcelona”.

Actores políticos y representantes de organismos públicos, desde muy temprano, vislumbraban que la participación de electores para escoger a sus representantes en los concejos municipales sería muy baja.

Rafael Vega, Defensor del Pueblo en Anzoátegui, refirió que las elecciones edilicias no son atractivas para los ciudadanos y que, según las proyecciones del organismo que regenta, el porcentaje de participación rondaría el 30 %.

“Hemos estado chequeando varios centros y constatamos que la participación ha sido escasa. En este tipo de comicios esas cifras tienden a ser normales porque estas elecciones no son tan atractivas como, por ejemplo, las presidenciales, donde hubo una participación de 70 % del padrón electoral en el estado. Para las pasadas elecciones a gobernador intervino 60 % y en las de alcaldes 49 %», sostuvo Vega.

Alberto Moreno ejerció su voto en la Unidad Educativa Francisco de Miranda de Barcelona, Moreno corrobora el señalamiento de Vega al afirmar que en su centro había más personal de miembros de mesa y efectivos del Plan República que votantes.

Como que aquí no vota nadie. Yo voté a las 10:30 de la mañana y en la hoja que uno tiene que firmar, la única firma que había era la que yo acababa de hacer”, dijo.

A diferencia de otros procesos, en donde no había uno sino hasta tres puntos rojos ubicados en zonas cercanas a los centros de sufragio, para estas elecciones los partidarios del oficialismo aplicaron una nueva estrategia: Disimular los puntos.

Los puntos rojos fueron disimulados en las elecciones del 9D

Alrededor de la plaza Bolívar de Barcelona se erigen dos centros: la biblioteca pública Temístocles Maza y el colegio José Tadeo Arreaza Calatrava. Allí, partidarios de las fuerzas gubernamentales colocaron una mesita pequeña donde solicitaban nombre y cédula a quienes se acercaban a ellos, además de escanearles el carnet de la Patria.

En medio del recorrido, el equipo de Crónica.Uno se encontró con la señora María Véliz, quien preguntó si en el centro que se ababa de visitar había mucha afluencia de personas para ella ejercer el sufragio.

Al indicarle que en el lugar el proceso era casi de inmediato, Véliz respondió: “Yo mejor no voy a votar, es más ni siquiera sé cuales son los candidatos, mejor sigo de largo y hago a otra cosa durante el día”.

Más abstención

Con un padrón electoral que supera los 30.000 electores, de mayoría clase A y B, el municipio Diego Bautista Urbaneja (Lechería) es considerado el de más tendencia opositora no solo en Anzoátegui sino también en Venezuela.

Pese a esos números, tanto el alcalde Manuel Ferreira como el concejal Frank Díaz (ambos contendores en las pasadas elecciones municipales) sostuvieron que la participación en el municipio ha sido baja. Datos manejados por el comando de campaña de Díaz indicaban que, hasta las 12 del mediodía, habían votado 3172 personas, lo que representaba apenas  9,22 % del total del padrón electoral.

Nosotros estimamos que en estas elecciones participen alrededor de 7000 personas en este municipio, no podemos negar que hay una abstención muy grande”, sostuvo Díaz.

Ferreira secundó los comentarios de Díaz e indicó que, pese a ello, el porcentaje de sufragio con respecto a otros ayuntamientos opositores en el país es alto.

El alcalde de Urbaneja, Manuel Ferreira, reconoció la abstención en el municipio

“Yo he estado en conversaciones con otros alcaldes de oposición y me han dicho que la participación ha sido baja. En Chacao, por ejemplo, están asombrados de como se ha movido la jornada. Nuestro planteamiento es votar, la casa tenemos que defenderla y la mejor manera de hacerlo es votando”, dijo Ferreira.

Un hecho curioso que llamó la atención de la prensa fue la llegada a ejercer el derecho al voto al centro electoral Juan XXIII del secretario de gobierno de Anzoátegui, Sergio Padrón, y del director de la Corporación de Vialidad de Anzoátegui (Covinea), Roger Ayala, el primero, dirigente de Acción Democrática, partido que rechazó participar en estas elecciones, y el segundo, miembro del tren ejecutivo del gobernador Antonio Barreto Sira. Ninguno quiso declarar a los medios.

A la par de ello, partidarios de varias tendencias opositoras realizaron proselitismo electoral en los alrededores del centro de votación Juan XXIII.

Contratiempos

Más temprano, el defensor del pueblo, Rafael Vega, había asegurado que durante el inicio de la jornada se presentaron inconvenientes en 14 máquinas de votación distribuidas así: cuatro en la zona rural y 10 en la zona norte del estado.

Una de esas máquinas que resultó averiada fue la ubicada en la mesa 4 del colegio Inés María Potentini de Puerto La Cruz, y en ella ejercería su derecho al voto la alcaldesa de Sotillo, Herminia García Ron.

Ron no pudo sufragar hasta pasadas las 11 de la mañana, cuando fue solventada la situación por parte del personal del Consejo Nacional Electoral, según confirmó la directora del organismo en el estado, Dichelys Guevara.

A Guevara, quien acudió al colegio Madre Teresa de Calcuta a presenciar el voto del fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek Willam Saab, se le consultó un hecho que apreció in situ el equipo de Crónica.Uno; En la Unidad Educativa Francisco de Miranda, de Barcelona, en todos los procesos previos se instalaban dos mesas, pero en estos comicios solo se instaló una, situación que fue calificada como normal porque respondía a una reestructuración del centro.

Sobre el particular, Guevara refirió que la medida no significa que haya menos electores en el centro: “Esto se hace dependiendo de la actualización del registro electoral”.

La funcionaria también aclaró la controversia presentada el pasado viernes en Urbaneja, cuando votantes del centro ubicado en la escuela Pedro Gual fueron mudados la U.E Tomás Alfaro Calatrava. Según indicó, la medida se tomó porque “el colegio Pedro Gual no reunía las condiciones necesarias para funcionar como un centro de votación, toda esa información fue colocada en la página del CNE y los votantes fueron informados sobre el hecho”.

Más allá de las fallas en las máquinas que se presentaron al inicio y que fueron subsanadas, Guevara sostuvo que el proceso transcurrió con total normalidad y sin mayores inconvenientes.

Tras sufragar, Saab indicó que en su despacho solo se registraba un delito electoral, suscitado en el estado Bolívar, el cual había sido subsanado.

“Hemos desplegado 1.400 fiscales en todo el país para atender cualquier eventualidad. Estamos dando una vez más ejemplo al mundo más allá de lo que quieren hacer ver las transnacionales mediáticas sobre Venezuela”.

Saab indicó que en su despacho solo se manejó un delito en el estado Bolívar

La jornada transcurrió como un día normal, con supermercados y centro comerciales con las santamarìas arriba y el comercio informal ofreciendo productos regulados en las calles de Barcelona y Puerto La Cruz.

El comercio trabajó normal en Barcelona y Puerto La Cruz

Fotos: José Camacho


Participa en la conversación