Al profesor Antonio Domínguez, quien dirigió hasta el viernes pasado la Coordinación de Supervisión Educativa, le llegó su carta de despido. Se conoció que a otros 60 funcionarios, entre ellos algunos directores de escuela, también corrieron con la misma mala suerte por órdenes superiores.

Caracas. Se conoció que desde la Secretaría de Educación Liberadora, Cultura y Deporte están aplicando una política “de persecución —en palabras de los docentes— motivada por las instrucciones de la nueva jefa del Gobierno del Distrito Capital, Carolina Cestari, quien dio “órdenes de destituir a cualquier directivo que no responda a los lineamientos de su despacho”.

Esta política cobró su primera víctima: el profesor Antonio Domínguez, quien hasta el viernes formaba parte de un equipo que dirigía la Coordinación de Supervisión Educativa. El lunes 13 de marzo recibió su carta de despido.

La fuente que dio la información a Crónica.Uno dijo que es algo inédito que un educador de carrera, egresado de la Miguel Antonio Caro como Maestro, profesor universitario con estudios de postgrado, fuera destituido de esta forma.

“Él se merecía la dirección o una subdirección de una escuela, pero es sacado sin haber de por medio un expediente administrativo de ley. Tiene la boleta de despido en sus manos”, denunció.

Lee también
Se acentúan los robos a los planteles educativos

Explicó que esto es una violación a todo, y “por tanto, creemos que se inicia una etapa de persecuciones en las escuelas para ver hasta donde se atemorizan, pero con persecuciones no creemos que puedan poner orden al desastre que hay en el sistema educativo”, señaló la fuente, quien ocupa un cargo de libre remoción, razón por la que solicitó el resguardo de su identidad.

Acotó que desde hace algunas semanas para acá, a los planteles está llegando comida, pero el comedor no es el único sector que merece atención: en la institución no hay una resma de papel para trabajar, al igual que no hay toner para las impresoras y menos coletos ni ninguno de los implementos necesarios para la limpieza de una escuela.

“Lo más elemental que son las bolsas negras para la basura… Este insumo no lo tienen las escuelas, no hay en estos momentos cómo solucionar las carencias”.

Se conoció que desde este miércoles, los supervisores deben concentrarse en el piso 10 del edificio de Valores, cerca del Ministerio de Educación, para nuevas instrucciones. “La gente está preocupada por la inminencia de una degollina, junto con el profesor Domínguez fueron despedidos más de 60 funcionarios de carrera, entre ellos directores titulares de escuelas. Ya están unos presentando las denuncias por la forma ilegal de los despidos donde se está violentando todo”, señaló.

“Estamos convencidos de que esta metodología tiene un objetivo: crear miedo en las escuelas y que los directivos vean cómo su cargos están en peligro si no atienden los lineamientos de arriba, los cuales muchas veces son más políticos que educativos”, completó la fuente.

Foto referencial: Cheché Díaz



Participa en la conversación