Por segunda vez, en lo que va de semana, los pensionados del sistema de transporte subterráneo protestaron para exigir una póliza de salud que les garantice la atención médica en los centros clínicos. Solicitan una cobertura de 2 millardos de bolívares por patología y otra de 200 millones de bolívares para medicamentos.

Caracas. En la semana aniversario del Sistema Metro de Caracas —cumplió el miércoles 41 años de fundado— los jubilados y pensionados han protestado dos veces para exigir mayor cobertura en la póliza de salud. Este jueves la Asociación de Jubilados y Pensionados del Metro de Caracas (Ajupemeca), acudió a la oficina administrativa ubicada en el Centro Empresarial del Este en Chacao. Allí esperaban entregar un documento al presidente del sistema subterráneo, César Vegas.

Tenemos una póliza de 15 millones de bolívares, eso no nos permite a nosotros ingresar a una clínica, mucho menos comprar medicamentos, dijo Juan Ovalles, presidente de Ajupemeca, tenemos compañeros que se están muriendo, que tienen tratamientos y no los están cumpliendo.

Son más de 2000 jubilados, de esos 865 pertenecen a Ajupemeca: Sabemos que tenemos casi 80 personas que están mal porque no tienen medicamentos, no están cumpliendo el tratamiento por falta de medicinas, además, no son recibidos en las clínicas adscritas a la póliza.

La cobertura para medicamentos son 2,5 millones de bolívares, Ajupemeca solicita que se amplíe a 200 millones de bolívares. Mientras que la póliza —15 millones de bolívares—, piden que cubra 2 millardos de bolívares por patología. Es una cobertura que la queremos para ya. Eso no es para mañana, eso es para ayer. Las principales complicaciones de salud son hipertensión, diabetes y nerviosismo.

Lee también
Trabajadores del Metro de Caracas: “De 42 trenes hoy prestan servicio a medias 24”

Los pensionados lamentan que en la semana aniversario del sistema tengan que demandar derechos sociales:

Es lastimoso que nosotros, miembros fundadores del Metro, estemos reclamando condiciones que en teoría deberían estar superadas. Años atrás nuestra convención colectiva realmente era un elemento que nos ataba a la empresa, dijo Andrés Segundo González, jubilado, con 25 años de servicio en la gerencia de material rodante.

Segundo González contó que esta semana fue herido de bala un trabajador de la línea 2, quien recorrió varios centros de salud privados y no fue recibido por fallas en la póliza. Al final recibió atención en el Hospital Pérez Carreño.

En la asociación, aunque no disponemos de recursos, tenemos que hacer un esfuerzo para recoger dinero y ayudar a los compañeros con las medicinas. También pedimos por las redes que nos donen medicamentos, aseveró Ovalles.

Los jubilados reclaman ser informados sobre el estatus en que se encuentra la discusión de la convención colectiva.

Foto: Carmen Victoria Inojosa


Participa en la conversación