Durante el día no laborable y previo al inicio formal de la reconversión monetaria, apenas circularon unas pocas unidades de transporte público y  privado. A excepción de las farmacias de turno, escasos comercios abrieron sus puertas, en donde eran visibles los anuncios con los precios reflejados en bolívares soberanos.

Maracay. En la capital aragüeña solo las estaciones de servicio abrieron sus puertas para recibir a los conductores que, desde muy temprano, hicieron colas para surtir sus vehículos de gasolina, durante este lunes 20 de agosto no laborable, previo al inicio formal de la reconversión monetaria.

Los conductores, en su mayoría, ya contaban con algún efectivo que les permitiera cancelar el precio del combustible, mientras que los despachadores no parecían inmutarse con el cambio monetario.

Maracay se asemejaba a una ciudad fantasma. Las principales calles y avenidas de la capital lucían vacías y el sector comercial acató en su totalidad el decreto de día no laborable.

Muy poca gente se veía en las calles de la ciudad

Salvo las farmacias de turno, escasísimos locales abrieron sus puertas para vender productos, cuyos precios, reflejados en bolívares soberanos en algunos casos, fueron mostrados públicamente. Eso generó confusión en algunos clientes, particularmente en personas de la tercera edad, para quienes la reconversión monetaria ha resultado complicada y engorrosa.

Los precios en bolívares soberanos

El transporte público privado fue escaso. De allí que, pese a ser un día no laborable, una larga cola de usuarios se evidenció frente al principal terminal de pasajeros de Maracay. El panorama dentro del terminal extraurbano fue distinto: pocos usuarios y pocas unidades.

Un colector de transporte público que pidió no mostrar su identidad, señaló que entre ellos hay incertidumbre al no saber qué precio regirá para el sector, luego de anunciado un incremento del salario mínimo.

En el terminal de Transaragua eran pocos los usuarios que esperaban las escasas unidades que circularon durante el día. Temen que, ante los nuevos anuncios, el servicio sufra un incremento que afectaría aún más su maltrecha economía. El clamor general entre los usuarios del servicio oficial de transporte es la falta de efectivo para cancelarlo.

Muy pocos usuarios había en las instalaciones del terminal

La situación en el resto del estado Aragua no fue distinta. Reportes recogidos en varios municipios como Mariño, Ribas e Iragorry, tres de los más importantes, también dan cuenta de un panorama desolador.

Lee también
Transportistas de Caracas presentarán al Gobierno propuesta de pasaje este martes

Fotos y videos: Gregoria Díaz


Participa en la conversación