El Parlamento creó una comisión para investigar el “fraude” de la ANC y denunciará las violaciones a Derechos Humanos en instancias internacionales.

Caracas. Con la imagen del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Freddy Guevara, rompiendo, con sus manos, el decreto de la Asamblea Nacional Constituyente, en el que este organismo asume las competencias del Legislativo, culminó la sesión extraordinaria del Parlamento de este sábado. “Cualquier decisión que tomen contra el Parlamento o el pueblo profundizara su deterioro y acelerará su salida del poder”, dijo el diputado al Gobierno.

Lee también
Asamblea Nacional Constituyente asume competencias legislativas del Parlamento

El Poder Legislativo, que contó con la presencia de representantes de 18 países durante la sesión, aprobó un acuerdo en el que se crea una comisión, que estará integrada por 5 diputados, que investigará el “fraude constituyente” para emprender “acciones nacionales e internacionales” contra ese cuerpo por la “usurpación de funciones” y la “violación de los derechos políticos” de los venezolanos. “Por ahora en Venezuela no hay justicia, pero este parlamento sí tiene aliados internacionales”, señaló Guevara.

La reacción de Guevara fue una continuación del acto del presidente del Parlamento, Julio Borges, quien el pasado 31 de marzo rompió las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que también se despojaba al Congreso de sus atribuciones. Durante el debate, que empezó poco antes del mediodía y se prolongó por una hora, los diputados recordaron las más de 50 sentencias del máximo juzgado contra el Legislativo, la emisión de decretos de emergencia económica para que el Ejecutivo se salte los controles parlamentarios y los ataques y encarcelamientos en contra de diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). “La AN quiere ratificarle al mundo, sobre todo al pueblo, que está de pie y que no ha sido disuelta, no porque no hayan querido, sino porque no nos hemos dejado”, añadió Guevara.

El parlamentario señaló que la principal motivación del Gobierno, al despojar a la AN de sus atribuciones legislativas, es tener la posibilidad de celebrar contratos y obtener financiamiento internacional. Sin embargo, la condena a la acción de la ANC, aseveró, dificultará este propósito. “Quieren seguir endeudando al país, raspar la olla, porque saben que están por irse”.

En el acuerdo también se indica que el Parlamento denunciará la violación de derechos humanos y políticos ante instancias como la OEA y la ONU. Los países que enviaron representantes a la sesión fueron Guatemala, Brasil, Japón, Chile, Países Bajos, Alemania, Italia, Polonia, Austria, Argentina, Francia, España, Reino Unido, Portugal, Canadá, Estados Unidos, México y Perú. La comisión que investigará las acciones de la ANC será designada en los próximos días.

Foto referencial: Francisco Bruzco



Participa en la conversación