Asesinaron a adolescente que tropezó a un hombre con su bicicleta

Raúl Alfredo Chirinos, de 15 años, jugaba cartas con sus amigos en Gramoven cuando dos hombres lo abordaron y le dispararon en el pecho. Su mamá contó que fue amenazado de muerte el sábado pasado.

Caracas. Eso fue una muerte por encargo, fue una venganza, dijo Milikzhsa Duerto por el asesinato de su hijo, Raúl Alfredo Chirinos Duerto, de 15 años.

Al adolescente le dieron dos disparos en el pecho mientras jugaba cartas con sus amigos, en un callejón del sector Alejandro Oropeza Castillo de Gramoven.

Según los testigos, dos hombres llegaron al grupo a las 8:00 p. m. del lunes 9 de julio, preguntaron por él y luego lo apartaron del resto del grupo para dispararle. De inmediato le avisaron a su familia y su hermano mayor, Oswal Chirinos, lo trasladó hasta el hospital de Los Magallanes de Catia, donde murió.

Su mamá contó que el sábado 7 de julio Raúl discutió con un hombre porque lo había tropezado con su bicicleta. En ese cruce de palabras lo amenazó de muerte.

El adolescente dejó los estudios en sexto grado y comenzó a trabajar con un tío como ayudante de carpintería. Añadió que en el barrio muchos jóvenes deben abandonar el colegio por la situación económica y se ven obligados a trabajar, mientras que otros cogen el “mal camino”.

Mataron a joven en presunto enfrentamiento

La familia de Wiliberth Smith Farías Plazola se enteró de que lo mataron luego de una búsqueda por varios hospitales. No solía perderse de casa y la noche del miércoles 11 de julio no volvió.

Fue trasladado hasta la morgue de Bello Monte y ahí le informaron a sus parientes que lo asesinaron en la avenida Nueva Granada, supuestamente en un enfrentamiento.

Lee también
Vecinos de Catia recibieron taller de redacción de noticias

No sabemos más, no sabemos con quién fue ese supuesto enfrentamiento, dijo Yumisay Bernal su prima.

Vivía en El Cementerio con sus papás y actualmente estaba desempleado. Dejó huérfanos a dos hijos.

Hace un año y medio asesinaron a su hermano, Wilser Smith Farías, en los Valles del Tuy. Quedó atrapado en un tiroteo entre bandas, cuando salió a comprar en una bodega. Ahora solo queda una hermana viva.

Foto: Archivo Crónica.Uno


Participa en la conversación