Yuleidys Ariza, de 21 años, recibió un tiro en la cabeza mientras viajaba en un carro con su tío y su prima. Los doctores del Pérez Carreño lograron salvarle la vida a la bebé que llevaba en su vientre.

Caracas. De un tiro en la cabeza le quitaron la vida a Yuleidys José Ariza Mais, de 21 años. Un motorizado con parrillero atacó el carro en el que viajaba con su tío y su prima el domingo a las 4:30 a. m.

Los tres se desplazaban en un carro marca Ford, modelo Fiesta Power color blanco, por el kilómetro 8 de El Junquito a la altura del barrio González Cabrera, con destino a su casa en el sector La Cruz.

Su tío iba al volante cuando los hombres dispararon y recibió un tiro en el pulmón. Herido, manejó hasta casa de unas amistades, quienes los llevaron al hospital Pérez Carreño.

Por fortuna, los médicos pudieron salvarle la vida a la bebé que Yuleidys llevaba en su vientre, aunque ella falleció. Lo consideraron un milagro y por eso la niña fue llamada de manera homóloga.

Sus familiares, quienes por miedo no quisieron revelar sus datos, presumen que la pareja de la joven podría estar detrás del crimen. La muchacha presentaba evidencias de maltrato hecho por este joven, como golpes y cortadas en el cuello.

Sin embargo, esta información no fue confirmada por fuentes policiales quienes acaban de iniciar las investigaciones.

Yuleidys era ama de casa. Su prima, quien recibió un tiro en la pierna, y su tío, se encuentran fuera de peligro.

Foto referencial: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación