Rubén Alvarado, de 30 años, recibió una puñalada en el pecho la madrugada del domingo, cerca del edificio Dobarro detrás de Miraflores. El Cicpc detuvo a dos hermanos, vecinos de la víctima, quienes presuntamente están implicados en el homicidio.

Caracas. A las 3:30 a.m. de este domingo 6 de agosto mataron a Rubén José Alvarado Guerrero, de 30 años, de una puñalada en el pecho. Cuatro sujetos —dos vecinos de él— lo golpearon y posteriormente lo acuchillaron.

El joven celebraba con unos amigos que habían clasificado a la final con su equipo de softbol, cerca del edificio Dobarro en las equinas de Paraíso a Doctor González, detrás de Miraflores, en la parroquia Altagracia.

Fue trasladado al hospital Vargas, pero los doctores les dijeron a sus familiares que no había nada que hacer. En el asesinato de Rubén están implicados, presuntamente, dos vecinos con quien discutió hace seis meses porque le rompieron un vidrio de su vehículo modelo Twingo.

“Yeferson Granado y su hermano Deivis pelearon con el hermano de Rubén hace meses y le rompieron el vidrio al carro. Pero luego el papá de ellos habló con Rubén y se hizo cargo de los gastos”, contó Vilma Beomont, suegra de la víctima.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvieron a los hermanos por averiguaciones. La suegra de la víctima desconoce qué pudo ocasionar una nueva discusión entre ellos.

“La comunidad está conmocionada porque no pueden creer que hayan matado a Rubén, él no se metía con nadie, a ese muchacho había que sacarle las palabras”.

Rubén tenía 12 años trabajando como pastelero en la pastelería Tuttodeli, ubicada en Bellas Artes. Vivía detrás de Miraflores con su esposa, hija de siete años, su papá y un hermano.

Lee también
Hurtan equipos médicos del anexo II de la Clínica Luis Razetti

Sus parientes denunciaron que la conducta de los hermanos no ha sido la mejor en la comunidad. El pasado 16 de diciembre de 2016 le quitaron la vida a un vecino, supuestamente, por culpa de ellos.

“Un hombre le disparó a Deivis y le dieron el tiro al vecino que estaba sentado en la puerta de su casa. Todo el problema fue porque los hermanos estaban tomando con un grupo y quisieron robarle una botella de alcohol a otra persona”, detalló su suegra.

Asesinaron a electricista en Petare

Yormar Bernarno Valdespino Blanco, de 47 años, fue ultimado la madrugada del domingo en el barrio 5 de Julio de Petare. Su hermana, Yamilteh Valdespino, contó que regresaban de una reunión cuando un sujeto encapuchado los sorprendió y le dio un disparo en la cabeza.

Falleció luego de su ingreso al hospital Domingo Luciani, en El Llanito. Trabajaba en el Consejo Comunal Negro Primero, en la comunidad, y también hacia trabajos como electricista.

Dejó a dos hijos huérfanos y vivía con sus padres. Su hermana descarta que tuviera problemas en la zona, pues al contrario era muy querido y conocido por los vecinos.

Foto referencial: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación