A Henry Velásquez, de 49 años, le dieron un golpe en la cabeza con un destornillador en el estado Vargas. Fue llevado a tres hospitales donde no lo recibieron por falta de insumos y murió tras su llegada al Pérez Carreño.

Caracas. Frente a su esposa e hija, Henry José Velásquez Carvallo fue golpeado con un destornillador en la cabeza, por un sujeto que quería agredir físicamente a una mujer con quien discutió. Murió la madrugada de este lunes 25 de septiembre.

Eran las 7:00 p. m. del domingo 24 de septiembre, cuando el hombre de 49 años fue ingresado a la Emergencia del hospital Alfredo Machado, en Catia La Mar, estado Vargas, donde también vendía cigarrillos y café en la parte de afuera. Esa noche lo acompañaban su esposa e hija.

Una mujer llegó gritando al hospital y entró. Al salir, se mantuvo agresiva y varias personas, entre ellas Henry, trataron de calmarla para que bajara la voz, pues estaba en un centro médico.

La situación se caldeó e intervino un motorizado, que trató de agredir físicamente a la mujer, pero Henry se interpuso. Él le dijo que podía ir preso, pero él le respondió: ‘qué te pasa, yo soy de Petare’. Ahí comenzó la pelea y el hombre sacó un destornillador y le pegó, contaron su hermano y cuñada, Manuel Velásquez y Beatriz de Velásquez.

Lee también
Asesinaron a estilista para robarle el celular

Henry no pudo recibir primeros auxilios en ese hospital porque no había insumos. Fue trasladado al hospital de Pariata, donde tampoco pudo ser atendido, por la misma razón, al igual que en el Seguro Social. Finalmente, lo ingresaron al hospital Pérez Carreño, en Caracas, donde murió.

Sus familiares desconocen por qué la mujer estaba tan alterada. Henry vivía en Carayaca con su mamá y tenía una hija, madre de dos niños. Lo llevamos a esos hospitales y dijeron que no tenían insumos, pero he visto que los dotan, no entiendo, soltó su hermano.

Mataron a mecánico durante un robo

Alfredo José Torres González, de 41 años, recibió cuatro tiros a las 11:00 p. m. del viernes 22 de septiembre, regresaba a su casa en Puente Limón, en la carretera Petare-Santa Lucía. Tres sujetos a bordo de dos motos intentaron robarle su camioneta, modelo Terios.

Su cuñada, Yelvis González, comentó que los delincuentes no pudieron llevarse el vehículo y le robaron el celular. Fue trasladado por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) hasta el hospital Pérez Carreño, donde murió el lunes 25 de septiembre. “A él lo operaron, salió bien, pero se complicó”.

La víctima trabajaba como mecánico, tenía un taller en el porche de su casa. Dejó huérfanos a seis hijos, cuatro menores de edad.

Foto referencial: Miguel González



Participa en la conversación