“Así como un latero recorre las calles buscando latas, yo hago lo mismo por las medicinas de mi hijo”

Pacientes crónicos hicieron un peregrinaje por varias embajadas con sede en Caracas, para alertar sobre la crisis humanitaria. Entre ellos el papá de Rubén Canales, un joven de 15 años que está a punto de perder el riñón porque el IVSS no entrega los inmunosupresores.

Caracas. Este lunes 20 de noviembre, los pacientes crónicos amanecieron tocando las puertas de varias embajadas: claman la ayuda humanitaria y piden a gritos que los escuchen porque no quieren más muertos por la escasez de insumos y de medicinas.

Todos los testimonios en el sitio daban cuenta de un drama que pareciera no tener fin. Jorge Canales, padre de Rubén Canales, de 15 años, fue uno que llegó con su pancarta amarilla reclamando las medicinas inmunosupresoras.

Mi hijo fue trasplantado hace un año y ahora veo cómo su calidad de vida se desmejora porque desde hace dos meses no toma regularmente los medicamentos anti rechazo.

El tratamiento se lo dan en el J. M. de Los Ríos, pero últimamente no está llegando. Y yo veo con preocupación que nuestros niños, porque no es solo mi hijo, se están debilitando.

Rubén en estos momentos está en su casa. Dejó de ir al liceo —cursa tercer año de bachillerato— y cada vez está más flaco.

Lee también
Muere segundo trasplantado en menos de una semana

Su papá aseguró que su salud ha ido mermando, lo que le sugiere que está en proceso de rechazo del órgano.

¿Y cómo lo sabe? ¿Ya se lo dijeron los médicos?

—Hay valores que nos indican que está decayendo. La creatinina le sube y le baja, su tensión no es estable, se marea, perdió el apetito y ya está comenzando a bajar de peso, duerme menos. Su debilitamiento es gradual y por eso no está asistiendo a clases.  

Canales ha movido cielo y tierra para lograr la estabilidad de Rubén, su único hijo. Ha tocado puertas, llevado cartas, participado en acciones de calle y no ha sido escuchado. “Así como los recogelatas caminan todas las calles buscando latas, eso mismo hago yo para buscar medicinas para mi hijo”.

Alzando pancartas con los nombres de los medicamentos que no consiguen y que hasta hace meses los entregaba el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS)  así llegaron los pacientes crónicos, familiares amigos, y organizaciones no gubernamentales a la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud-Venezuela) donde entregaron una carta en la que alertan sobre el peligro inminente de aproximadamente tres millones de personas, de todas las edades, con diversas condiciones de salud crónica; que este último año han sufrido recaídas porque no tienen acceso a los tratamientos, según sostuvo Francisco Valencia, presidente de Codevida, coalición de organizaciones que defienden el derecho a la salud.

Los tapabocas, bastones, gorros para ocultar la caída del cabello estuvieron presentes para darle fuerza a la crisis que se padece.

Cifras que alarman:

5688 mujeres con cáncer de mama de todos los estratos sociales sin acceso a las quimioterapias. 4990 hemofílicos sin factor antihemorragia. Entre 2016 y 2017 fallecieron 22 personas por no recibir factores anticoagulación. En la última semana se han registrado cinco rechazos de órganos, de los cuales dos personas fallecieron.

Casos como el de Rubén Canales, que antes de lograr un trasplante pasó dos años y medio dializándose, se repitieron durante la acción convocada por Codevida.

María Zambrano también estuvo ahí para contar que su hija de 12 años ya perdió el riñón, también por falta de medicamentos.

Ahora la enviaron a diálisis desde Maracay a Los Teques. Pero tendrá que ir sola porque yo no tengo dinero para pagar tanto pasaje. Esto es muy lamentable lo que pasa, mi hija está muy mal, tiene escalofríos y fiebre.

Las embajadas de Canadá, Costa Rica, Holanda y Perú fueron peregrinadas por los pacientes crónicos que a eso de las 11:00 a. m. salieron de la sede del Pnud, ubicada en la avenida Francisco de Miranda.

En todas esas instituciones, una comisión encabezada por Valencia, Katherine Martínez de Prepara Familia y Luis Francisco Cabeza de Convite, dejaron constancia y testimonios de la crisis humanitaria venezolana.

Marcha Pacientes cronicos, Chacao
Pacientes crónicos fueron al Pnud.

El Estado tiene que estar consciente de esta situación y no sabemos a qué está esperando para tomar medidas. No solo son las medicinas, también son los hospitales, la falta de insumos médicos, de equipos de diagnóstico, de reactivos. Por ejemplo, los niños del J. M. de Los Ríos están pasando momentos difíciles porque no tienen las condiciones idóneas, los quirófanos no funcionan y, en el caso de los trasplantes, estas operaciones están suspendidas en Venezuela. Hace falta que haya un gobierno sensible, dijo Valencia, quien añadió que hay cerca de 300.000 personas que dependen del IVSS —parkinson, esclerosis múltiple, lupus, entre otras condiciones— que corren riesgo de tener consecuencias irreversibles si no se adoptan medidas humanitarias urgentes y se activan los mecanismos de cooperación internacional. Esto también puede motivar a que empiecen a producirse peticiones de asilo por casos de salud.

Manuelbis Peralta, viajó a Caracas desde Guárico para abogar por la salud de su hijo hemofílico. En ese estado hay 100 pacientes con esta condición en riesgo y casi 5000 en el ámbito nacional que no están consiguiendo en estos momentos los factores 7, 8 y 9.

Samuel Bravo, de 4 años, hijo de Peralta, está todo morado porque no le colocan con la profilaxis que requiere el factor 8 para prevenir los derrames.

Marcha Pacientes cronicos, Chacao
Temen morir por falta de medicamentos.

Sufre de hemofilia severa, las últimas tres dosis se las dieron el mes pasado y ya no tenemos reservas. Estamos angustiados, muy desesperados. Le estamos colocando hielo para bajarle los hematomas, lo mantenemos con tobilleras, rodilleras y coderas, y con ropa larga para evitar que sus amiguitos de la escuela vean los moretones. Él se siente mal cuando le preguntan qué tiene.

Peralta dijo que la profilaxis de su hijo se la suspendieron hace un año y solo se la dan en caso de emergencia. “Un regalo para esta fecha es que el Gobierno haga una compra grande de factor 8 para que todos los pacientes mejoren y, en el caso de mi hijo, para que tenga una mejor Navidad”.

Marcha Pacientes cronicos, Chacao
Marcharon por la Av. Francisco de Miranda cuatro cuadras.

Fotos y video: Francisco Bruzco


Participa en la conversación