Ayuda humanitaria ingresará al país el 23 de febrero anuncia Juan Guaidó

En el acto por los 205 años de la Batalla de la Victoria, los jóvenes se comprometieron a ponerse al frente del último punto de la Agenda Guaidó, las elecciones libres: “Ese domingo estaremos en las calles garantizando que todos puedan votar”, dijo Rafaela Requesens. Guaidó informó que este fin de semana inicia la organización del voluntariado para la ayuda humanitaria.

Caracas. Sin contratiempos culminó movilización convocada para este 12 de febrero Día de la Juventud y Día de la Batalla de la Victoria, por el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y encargado de la República, Juan Guaidó, en la avenida Francisco de Miranda en Chacao.

El evento sirvió a Guaidó para poner punto final a la expectativa de las últimas semanas respecto a la fecha para el ingreso de la ayuda humanitaria que se ha venido recaudando en un centro de acopio ubicado en Cúcuta, Colombia, pero también de otro centro de acopio que arrancará desde este martes en Roraima, Brasil.

Tendremos que ir en caravana, en protesta y las Fuerzas Armadas tendrán unos días para ponerse del lado de la humanidad y de la Constitución. A un mes de haber tomado juramento todos juntos para lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres, anuncio que el 23 de febrero será el día para que ingrese la ayuda humanitaria a Venezuela, dijo en medio de la ovación de los presentes.

La fecha escogida por el presidente encargado de la República, Juan Guaidó, y su equipo, para el ingreso de la ayuda humanitaria al país no es al azar: el 23 de febrero próximo vence el plazo de 30 días que da el artículo 233 constitucional para que el presidente de la AN en funciones de presidente de la República, previa convocatoria, logre la ejecución de unas elecciones presidenciales para llenar definitivamente la vacante de la primera magistratura.

Pero Guaidó ha sido claro en explicar que ese paso, la convocatoria a unas elecciones libres, pasa primero por el cese de la usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro y sus colaboradores, y la instalación de un gobierno de transición que permita la renovación de los poderes públicos, empezando por el Consejo Nacional Electoral (CNE). El sustento legal para avanzar en esa dirección, aún por encima del plazo del 233, es la aplicación del 333 constitucional que insta a la restitución de la vigencia de la constitución, y el Estatuto para la Transición sancionado por la AN hace una semana.

Lee también
Guaidó nombra a Luis Pacheco presidente de la junta administradora ad hoc de Pdvsa

Guaidó hizo su anuncio en medio de analogías con la gesta libertadora de los jóvenes que batallaron junto con el general José Félix Ribas hace 205 años y recordando a los cientos de jóvenes que desde 2014 han sido asesinados por los cuerpos de seguridad del Estado bajo el mando de Nicolás Maduro, solo por exigir elecciones, libertad o justicia.

A tan solo unos metros de la tarima estaba el altar improvisado en el empalme de la avenida Libertador con la Francisco de Miranda, donde el 7 de junio de 2017 cayó muerto el adolescente Neomar Lander cuando protestaba contra el gobierno de Maduro.

Guaidó también informó que desde el lanzamiento de la página web www.voluntariosxvenezuela.com hace 48 horas, se han registrado 250.000 personas de Venezuela y del mundo con el propósito de movilizar la ayuda humanitaria. Explicó que este sábado serán contactados miles de voluntarios a través de sus correos electrónicos para ser convocados a una reunión preparatoria para el ingreso y distribución de los donativos.

Acotó que este domingo se realizarán campamentos humanitarios itinerantes en todo el país, donde se brindará asistencia básica y se entregarán ciertos insumos que han ingresado al país por distintas vías, a través de organizaciones como Rescate Venezuela, dirigida por Lilian Tintori.

No se rinden

Foto:Gleybert Asencio

El acto inició con la transmisión en pantalla gigante de los saludos pregrabados de dos de los dirigentes opositores exiliados más jóvenes: el diputado José Manuel Olivares (PJ) artífice de la denuncia nacional e internacional de la crisis humanitaria desde 2016, y el exalcalde David Smolansky, actual coordinador de la Organización de los Estados Americanos para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos. La difusión de un fragmento del último discurso del diputado preso político, Juan Requesens, el día de su detención arbitraria, emocionó a los presentes.

Lee también
Las claves de lo que dijo Elliott Abrams sobre el artículo 187 de la Constitución

Seguidamente, tomaron la palabra los representantes del Movimiento de Juventudes del Frente Amplio y del Movimiento Estudiantil, entre ellos, Roberto Rodríguez, Ana Ferreira, Jorge Arellano, Rafaela Requesens. También intervino un representante de la denominada resistencia. Todos de alguna o de otra manera recogieron la frase de Juan Requesens: “Yo me niego a rendirme”.

No dejaron fuera de sus discursos a los jóvenes caídos en los últimos 5 años y clamaron por justicia. Los jóvenes integrantes de la Fuerza Armada Nacional también fueron invocados.

A los jóvenes militares en los cuarteles les decimos que así como Vicente Campo Elías llegó con una tropa de refuerzo cuando más lo necesitaba José Félix Ribas y su ejército de jóvenes, así les pedimos que lleguen, que se sumen, que sean el refuerzo para nosotros en este momento, dijo Roberto Rodríguez.

Los jóvenes no nos rendimos. El movimiento estudiantil se compromete a encabezar el tercer punto de la agenda, para que haya elecciones libres y que todo el que esté fuera del país, el que tenga 18 años, todos puedan votar. Ese domingo estaremos en las calles garantizando esa elección. En cada centro habrá un joven del movimiento estudiantil garantizando esa elección, dijo Rafaela Requesens.

Los representantes juveniles de los partidos y algunos de los diputados más jóvenes de la oposición también tomaron la palabra para resaltar la importancia de la unidad y la organización, en el logro de los tres puntos de la Agenda Guaidó.

La selfie

El presidente encargado Juan Guaidó instó a los asistentes a mantener el foco en la agenda de tres puntos: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Cortesía Prensa AN

Guaidó habló al cierre de la actividad. Apareció en la tarima acompañado de su esposa y su mamá y blandiendo dos camisetas del movimiento estudiantil, del que formó parte entre 2007 y 2010.

El dirigente de Voluntad Popular resaltó que la juventud venezolana de hoy, como la de hace 205 años, está a la vanguardia de la lucha por la restitución de la libertad.

Lee también
Trabajadores públicos preparan junto con Guaidó la Operación Libertad Sindical

Los estudiantes hoy no siguen a nadie, están a la vanguardia y hoy están delante de una lucha sin precedentes, como lo estuvieron hace más de 200 años, cuando 800 estudiantes fueron a La Victoria a respaldar un proceso sin precedentes. Hoy esos mismos estudiantes están en todos los rincones de Venezuela. Hoy, estudiantes, jóvenes, seminaristas, el pueblo todo quiere unirse al ejército libertador, afirmó.

Como es habitual en su discurso, Guaidó volvió a invocar la esperanza, la sonrisa y la confianza en un futuro mejor. Enumeró nuevamente las decisiones adoptadas desde su juramentación (designación de embajadores, protección de activos, aprobación del Estatuto de la Transición). Y volvió a dar una “orden directa” a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional, desde el soldado raso hasta el general de mayor gradación: “Esta orden es para ustedes: permitan que ingrese la ayuda humanitaria. De una vez y por todas, que cese la represión”.

Hizo un alto en su discurso para tomarse una selfie con la multitud de fondo porque quería guardar registro “del rostro de alegría y la sonrisa de esperanza que tienen todos”.

Además, destacó la entrega sorpresiva de un primer donativo de ayuda humanitaria a organizaciones vinculadas con la iglesia, principalmente suplementos nutricionales para niños desnutridos y mujeres embarazadas, que encabezó la víspera.

Adelantó que a los centros de acopio de Cúcuta y Roraima podrían sumarse otros dos, probablemente en el Caribe.

La ayuda humanitaria va a entrar a Venezuela, sí o sí. El usurpador va a tener que irse de Venezuela sí o sí. No es primera vez que Venezuela se libra de un tirano. Hermanos, mantengámonos firmes y enfocados con tres elementos que no son un eslogan: el cese del hambre y la miseria es el cese de la usurpación; atender la emergencia y generar estabilidad será el gobierno de transición; y las elecciones libres serán democracia y libertad para siempre.


Participa en la conversación