Bachelet condena uso excesivo de la fuerza y actuación de paramilitares progobierno

La alta comisionada de la ONU para los DD. HH., Michelle Bachelet, dijo en un comunicado que «el uso de fuerzas paramilitares o parapoliciales tiene una larga y siniestra historia en la región, y es muy alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela».

Caracas. La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet,  condenó el uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad pública de Venezuela durante el día 23 de febrero en las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil y en otros puntos del país, en la que resultaron muertas por lo menos 4 personas y hubo casi 300 heridos.

El comunicado señala que Bachelet condenó “el uso excesivo de la fuerza, tanto por las fuerzas de seguridad, como por grupos progubernamentales armados”.

Se ha disparado a personas y algunas han muerto, hay quien ha recibido heridas de las que nunca se recuperará, incluyendo la pérdida de un ojo. Estas son escenas deplorables. El Gobierno venezolano debe obligar a los cuerpos de seguridad a dejar de emplear el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes desarmados y ciudadanos comunes”.

Foto Cortesía

Respecto a los paramilitares armados, dijo que “el uso de fuerzas paramilitares o parapoliciales tiene una larga y siniestra historia en la región, y es muy alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela“,  y llamó nuevamente al Gobierno venezolano a impedir “que estos grupos sigan exacerbando una situación ya de por sí altamente inflamable”.

Suben las cifras de víctimas

En el transcurso de domingo corrieron cifras acerca del incremento del número de personas asesinadas durante los hechos de este 23 y 24 de febrero. Sin embargo, estas no pudieron ser corroboradas con nombres y apellidos por ninguna fuente confiable.

Lee también
Venezuela arrancará la próxima semana en el ojo del huracán diplomático

Se habla de más de 15 muertos, pero hasta ahora las cifras confirmadas por el corresponsal de Crónica.Uno en Santa Elena de Uairén indican que son 3 fallecidos identificados con nombres y apellidos.

En tanto, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) señala que en manifestaciones reprimidas en al menos 12 estados dejaron como saldo 295 heridos, en su mayoría, por heridas de arma de fuego, sustancias tóxicas y tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Marco Antonio Ponce, coordinador de la organización no gubernamental, indicó que en ocho estados y el Distrito Capital se constataron ataques de grupos colectivos paramilitares con armas de fuego, tales fueron los casos de Anzoátegui, Apure, Bolívar, Carabobo, Lara, Táchira, Yaracuy y Zulia.

Igualmente, se confirmó el asesinato de tres personas en Santa Elena de Uairén, estado Bolívar. Se trata de José Hernández (26); Emir Barreto (20); Cheo Alexis Fernández Suárez (40). Todos por heridas de bala.

A esto tres muertos hay que agregar una mujer que resultó fallecida el viernes también en el municipio Gran Sabana.

“Existe información de otras cuatro personas asesinadas en medio de la represión del 23 de febrero en los estados Bolívar y Táchira, pero aún no han sido identificadas. Por tanto no las incorporamos al conteo general”, explicó Ponce.

En la represión actuaron funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB); Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y civiles armados progobierno, denominados Colectivos Paramilitares, quienes imponen el miedo o terror como una estrategia de control social, y persiguen a vecinos y líderes de la comunidad.

En los últimos ocho años, el OVCS ha documentado 59.787 protestas, de las cuales 48.966 ocurrieron bajo el mandato de Nicolás Maduro entre 2013-2018.

Lee también
Actualización del informe Bachelet refleja poco avance del Gobierno en materia de DD. HH.

“Con las acciones del 23 de febrero, de impedir el acceso de la ayuda humanitaria haciendo uso de la represión contra civiles, se está propiciando un escalamiento de la violencia en el país. Exhortamos a los funcionarios venezolanos a permitir el ingreso de la ayuda humanitaria para atender a la población con alimentos y medicinas”, dice el Observatorio.


Participa en la conversación